GUERRA EN VIVO Y EN DIRECTO

GUERRA EN VIVO Y EN DIRECTO

Desde el minuto en que estalló la primera bomba en territorio iraquí, la guerra del Golfo Pérsico se metió, sin pedir permiso, en los cuartos de millones de personas. Las imágenes no han sido hasta ahora tan desgarradoras como las que en los años 60 y 70 le dieron un viraje a la guerra de Vietnam, pero no deja de ser escalofriante escuchar los testimonios de primera mano y ver las escenas en colores de los bombardeos. Entre otras cosas porque acercan de manera dramática el conflicto a la vida cotidiana de mucha gente que en su vida ha visto una guerra. La lección de periodismo que ha dado la red de corresponsales de la cadena de televisión norteamericana CNN, a través de las emisiones en TV Cable de Bogotá, es formidable. Los cinco días de ataques aéreos a Bagdad y Tel-Aviv han sido transmitidos sin interrrupciones. Tienen cubiertos el aspecto de análisis militar, las reacciones políticas mundiales y la faceta humana de los soldados y sus familias. Están, hasta que les ordenaron dej

20 de enero 1991 , 12:00 a. m.

No se ha desperdiciado ni uno solo de los avances tecnológicos de las comunicaciones para seguir a través de CNN, segundo a segundo, el ataque masivo de los escuadrones de aviones de la fuerza multinacional contra objetivos estratégicos iraquíes y las tímida respuesta de Hussein. Es lo más cerca que se puede estar de una guerra, sin presenciar, hasta ahora, las conmovedoras escenas de los muertos y los heridos en los combates. Todo parece obedecer a una inteligente estrategia del Pentágono norteamericano: evitar que las escenas fuertes lleguen a la pantalla chica para así cuidar, como a un niño chiquito, el apoyo internacional de que gozan los Estados Unidos y sus aliados.

Y aunque ojalá la del Golfo Pérsico sea la última, la televisión cambiará de aquí en adelante la forma de ver las guerras. Esa prueba de ocupar un puesto en la cabina de mando de un bombardero, ver cómo va enfocando su objetivo y finalmente deposita unas bombas sobre el blanco con una precisión casi milimétrica, solo la hace la televisión. Mientras esta no trivialice la guerra o la exagere, como lo han hecho los noticieros nacionales, este medio puede llegar a cumplir con una función importantísima: dramatizar los horrores de la guerra para que crezca el coro mundial de enemigos de las soluciones armadas de los problemas.

Hoy en día, la televisión --tan común en un hogar como una nevera o un teléfono-- tiene que formar parte de cualquier estrategia para ganar los conflictos. La prensa en general puede tener mucha influencia sobre el curso de una guerra pero difícilmente puede reemplazar la fuerza de las imágenes. Por eso la cúpula militar de las fuerzas multinacionales vigila con mucho celo qué sale y qué no sale al aire. Saben muy bien el impacto que ellas tienen en la gente que espera en casa las noticias de sus hijos.

La televisión ha obligado a que los medios de comunicación escritos cambien la manera de presentar sus noticias. Ante el bombardeo de imágenes en colores que lanza la TV 24 horas al día, los periódicos han tenido que volverse más gráficos. El punto que ha puesto CNN en el cubrimiento de los hechos del Golfo Pérsico a los diarios es muy alto, y sin que estos dejen de lado el análisis y la interpretación de los hechos, el componente de la info-gráfica en sus páginas tendrá que aumentar considerablemente.

En la guerra de las imágenes, los periódicos no pueden quedarse atrás. Por esa razón EL TIEMPO ha adquirido los derechos exclusivos de un servicio electrónico, vía satélite, de gráficas informativas de la cadena norteamericana Knight Ridder/Tribune News. Será la mejor forma de seguir visualmente en los diarios los acontecimientos de la que ojalá sea la última guerra de este siglo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.