SE DETERIORA LA CALIDAD DE VIDA

SE DETERIORA LA CALIDAD DE VIDA

Los avances obtenidos por el 30 por ciento más pobre de la población entre 1996 y 1997 se perdieron en 1998, tendencia que se mantuvo en 1999, de acuerdo con el Indice de Condiciones de Vida, ICV, que mide Planeación Nacional.

14 de marzo 2000 , 12:00 a.m.

Por la crisis económica el nivel de vida de los colombianos se deterioró en los tres últimos años, haciendo más difícil la situación para los 12,2 millones de personas más pobres y limitando las posibilidades de progreso a la mayoría de los otros 27,8 millones de habitantes.

De esta manera, la recesión llevó a que más miembros de las familias salieran a buscar trabajo, lo que significó que muchos jóvenes y niños abandonaran los estudios.

Parte de los logros de la Ley 100 se perdieron, pues la cobertura en salud que había llegado hasta el 63 por ciento el año pasado, pasó a 47 por ciento.

Concluye el DNP que en el caso de las familias más pobres, ya hay claros indicios que se está cayendo en la senda perversa del deterioro del capital humano.

Aqgrega que para el conjunto de la población, el estancamiento en el ICV sí es un llamado de atención para que se tomen las medidas adecuadas y así evitar que el capital humano global se deteriore.

Qué mide el ICV? El ICV califica entre cero y cien puntos el acceso a los bienes físicos: características de la vivienda y las posibilidades de acceso a los servicios públicos domiciliarios; asi mismo incluye variables que miden el capital humano presente y potencial: educación del jefe de hogar y de los mayores de doce años con las posibilidades de acceso de niños y jóvenes a los servicios escolares (primaria, secundaria y superior) y la composición del hogar (hacinamiento y proporción de niños menores de seis años). También establece la cobertura de los servicios básicos de salud El ICV creció en forma sostenida, cerca de un punto anual, entre 1985 y 1997, a partir de este año se estabilizó, tanto en el total, como en cada uno de los factores que lo componen.

En el promedio nacional el Indice de Calidad de Vida subió de 60,17 en 1985 a 70,80 en 1993, volvió a aumentar a 73,30 en 1997 y bajó ligeramente a 73,29 en 1998. (Ver gráfico).

Por zonas, el último índice se ubicó en 82.93 en las cabeceras o grandes sectores urbanos y en 50,55 en el resto.

La pérdida del empleo por parte de la cabeza de familia obliga a los demás miembros del hogar a buscar trabajo, lo que repercute negativamente en la asistencia escolar principalmente en las clases más pobres.

La menor asistencia escolar repercute inmediatamente en un desmejoramiento del capital humano. Estos daños son irreversible. Una vez que el joven abandona la escuela o el colegio es muy difícil que regrese , señala Planeación Nacional Desde 1997 la asistencia escolar se ha venido reduciendo en las siete principales ciudades del país. Hoy por cada 100 niños entre 7 y 11 años de edad, cuatro no asisten a ningún centro educativo, mientras que 15 de cada 100 jóvenes entre 12 y 17 años tampoco están en el colegio.

En la salud también se refleja el deterioro en la calidad de la vida de los colombianos. Aunque con la ley 100 la cobertura de la seguridad social en el país aumentó del 20 por ciento en 1993 al 60,4 por ciento en 1998, la reciente situación económica está afectando seriamente los logros alcanzados en la afiliación.

Por la misma recesión en el régimen contributivo mientras que en 1998 el 63 por ciento del total de afiliados hacían sus aportes oportunamente, en 1999 bajó a 47 por ciento, esto en gran parte por el mayor desempleo.

En 1998 el número de afiliados al régimen contributivo era de 16 090.724 de los cuales cotizaban regularmente 10 135.026, cifra que se redujo en 1999 a 7 488.154 afiliados.

El régimen subsidiado ha mantenido la afiliación incluso la aumentó ligeramente, pero no se ha podido incrementar al ritmo esperado por los menores aportes de solidaridad y que el gobierno tampoco ha hecho los aportes necesarios.

Por regiones De acuerdo con los factores que terminan la calidad de vida, los departamentos más pobres del país son: Chocó, Bolívar, Boyacá, Cauca, Córdoba, Magdalena, Nariño y Sucre.

Mientras donde hay mejores condiciones de vida en Colombia son Bogotá, Atlántico, Risaralda, Quindío y Antioquia.

Según el Indice de Condiciones de Vida, ICV, que maneja la Misión Social del Departamento Nacional de Planeación, DNP, en el primer grupo de departamentos en los últimos años este índice estuvo por debajo de 65 (sobre 100), mientras que en el segundo grupo se situó por encima de 70.

Caen ingresos En contraste con la disminución de la pobreza medida a través del NBI y del ICV, si se mide con base en los ingresos y las posibilidades de gasto de las familias, la mejoría fue escasa y en varias regiones hubo deterioro.

Resultados previos muestran que en 1999 un poco más de la quinta parte de la población tuvo ingresos inferiores a la línea de indigencia.

Es decir, que más de ocho millones de colombianos no logran obtener el ingreso necesario para cubrir el costo de la canasta básica de alimentos.

Por esta variable de ingresos, la más alta concentraciones de pobres están en Chocó, Cauca, Córdoba, Boyacá y Nariño.

Mientras con porcentajes menores al 50 por ciento, se encuentran Bogotá, Cundinamarca, Quindío y Valle.

El deterioro en los ingresos afecta la nutrición, salud, acceso a vivienda y a servicios básicos.

Agrega Planeación que el impacto directo sobre el bienestar, provocado por la caída de los ingresos es, a pesar de los enormes diferenciales, tan grave en la zona urbana como en la rural en la medida en que los efectos sobre la nutrición, la salud, el acceso a la vivienda y servicios pueden ser más traumáticos en la primera de ellas.

En marco de 1999 el porcentaje de población bajo la Línea de Pobreza, LP, era del orden del 45 por ciento y en la rural del 80 por ciento.

La intensidad de la pobreza como medida de su magnitud también empeoró en la zona urbana: de 0.172 en 1996 pasó a 0.185 en 1999, lo que significa que la brecha, con respecto a la línea de pobreza, aumentó de 39,8 en 1996 a 41 por ciento en 1999, en otras palabras, los pobres necesitan más ingresos para alcanzar la línea de pobreza.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.