SUBSIDIO A LA COCA

SUBSIDIO A LA COCA

Los programas de sustitución de cultivos son completamente ineficaces como herramienta de erradicación de cultivos ilícitos. Lo mismo sucede con los programas de erradicación y de destrucción de cultivos mediante intervención directa de la policía o fumigación aérea. En estos métodos se ha invertido millones de dólares, pero el área cultivada de hoja de coca sigue creciendo. Si le creemos al Economist, el área cultivada de coca está entre cien mil y ciento veinte mil hectáreas. Se ha triplicado desde 1990 y es más de dos veces lo que era en 1995. Entre 1989 y 1994 sufrió un descenso temporal, pero a partir de ese último año creció hasta duplicar la producción y la exportación de la droga. El ajuste ético de Samper resultó ser lo contrario. Es claro que las políticas han sido poco efectivas y que es necesario pensar en métodos radicalmente diferentes a las fórmulas de tipo militar o a proyectos bobalicones como el Plante.

14 de marzo 2000 , 12:00 a.m.

Por supuesto, tal como lo expresó el profesor Barro en el artículo que apareció hace poco en El Tiempo, la mejor solución desde el punto de vista colombiano consistiría en legalizar el comercio de la cocaína, o poner la distribución de estas sustancias en manos de los gobiernos de los países consumidores. Pero esa no es todavía una solución práctica por el rechazo público que produce en muchos sectores tradicionales de la sociedad norteamericana - la principal víctima del flagelo y la más poderosa y porque hay alguna evidencia que sugiere que la distribución legal de los estupefacientes no disminuye la demanda, sino que la aumenta, como ha sucedido en Holanda con la marihuana Pero cualquiera que sea la solución que se encuentre tiene que tener en cuenta el problema social de los actuales cultivadores y de las personas que indirectamente se benefician de la producción en las áreas de cultivo. Del área sembrada total, casi veintiún mil hectáreas de coca corresponden a pequeños productores campesinos y el resto a agricultores comerciales sin escrúpulos, probablemente vinculados a las mafias distribuidoras de cocaína. El ingreso bruto de una hectárea campesina de coca puede ser alrededor de tres a cinco y medio millones de pesos por año y el ingreso neto para el campesino que la trabaja con su familia puede ser del orden del sesenta y cinco por ciento de ese valor. Esto es por lo menos cincuenta por ciento más de lo que genera en bruto una hectárea de café y sesenta por ciento más de lo que generaría una hectárea de palma africana, cuando finalmente entra en producción cuatro años después. En el caso de la coca, los costos son mucho más bajos. Por otra parte hay abundancia de compradores y asistencia técnica, lo cual no es cierto para otro tipo de cultivos, particularmente en las zonas de frontera.

Si el gobierno y los gringos desean que estos campesinos cultiven otros productos tendrán que dar subsidios directos para que lo hagan, ofrecer precios de sustentación y garantizar la compra de las cosechas alternativas. En otros países se les ha pagado a los campesinos por una sola vez para que dejen de cultivar coca y no ha dado resultado pues se van a otro lado a iniciar nuevos cultivos después de haber recibido el pago. Un pago de una sola vez no garantiza un flujo de caja estable. La gracia sería hacerlo en forma anual, y tendría que ser un pago sustancial para que sea efectivo. Por supuesto, ello tendría que estar complementado por estrictos controles y una política de sangre y fuego contra los cultivadores reincidentes.

Si los Estados Unidos se gasta dieciocho mil millones de dólares anuales en una guerra antidrogas que no puede ganar, es posible que si dedicara cuarenta y dos millones de dólares al año a pagarle a los campesinos para que no cultiven coca, que es lo que hoy reciben por cultivarla, podría mostrar mejores resultados y resolvería buena parte del problema social.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.