CABALGARON LOS VAQUEROS

CABALGARON LOS VAQUEROS

Para ser una final faltó mucha más entrega de una de las partes.

07 de febrero 2000 , 12:00 a.m.

En el Viejo Oeste , cuando se enfrentaban indios y vaqueros, las luchas eran más reñidas. Pero en este nuevo milenio las cosas son diferentes Los Indios perdieron el sexto partido frente a los Vaqueros 10 carreras por 7 pero les faltó demostrar con lujo de detalles por qué habían llegado hasta esas instancias.

La victoria se la llevó Mario Paulino, con juego salvado por El Diablito Galván. La derrota fue para el abridor de los Indios Javier Ortiz.

Los Indios habían vencido en los dos primeros juegos de la serie que se realizaron en el Once de Noviembre en Cartagena 6-5 y 12-0 respectivamente.

Hasta ese momento parecía que los Indios llegarían a los otros tres juegos en Barranquilla con grandes chances de ganar por lo menos uno.

Sin embargo, los Vaqueros, que originalmente son de Montería, ganaron los tres partidos en el Tomás Arrieta y forzaron los juegos en Cartagena.

Con gran desempeño de los lanzadores, como Roque Román, Oswaldo Villalobos y Pablo Pérez, los Vaqueros amarraron los bates Indios en Barranquilla y pusieron su equipo adelante.

Los Vaqueros, dirigidos por el venezolano Noé Maduro, superó los problemas que tenía con los lanzadores relevistas y equilibró su cuerpo de serpentinas.

El pasado sábado los Indios, dirigidos por el piloto estadounidense Dan Norman, no podían perder, no tenían mañana, estaban obligados a ganar. Además el estadio Once de Noviembre estaba lleno apoyando a la novena indígena y esperando por un séptimo juego.

Pero los Indios no tuvieron la entrega de otras ocasiones, como cuando le ganaron a los Vaqueros 21-0 en uno de los partidos de la temporada regular.

La noche del sábado, los Indios parecía que hubieran acabado de llegar de los doce días de inactividad que tuvieron esperando a que Caimanes y Vaqueros decidieran la semifinal.

Los aficionados esperaban que los Indios, a pesar de ser un equipo menos corpulento, pusiera sobre el terreno toda su rapidez.

La solidez de los peloteros de los Vaqueros, como Eddie Gerald, Andrés Jonhson, Alex Southerland, Carlos Villalobos, Johnny León y Yamil Haad, entre otros, fueron suficiente para poner a cabalgar a esta novena.

Una gran faena La faena de Vaqueros fue grande para alzarse con el título de la temporada de béisbol profesional colombiano, que terminó la noche del sábado en Cartagena.

En primer lugar, tras comandar buena parte de la temporada regular, le tocó ir a un partido extra frente a Tigres de Cartagena para no quedar por fuera de la segunda ronda.

Luego, en esa serie contra los Caimanes de Barranquilla, el equipo campeón y favorito de todos, definió la carga a su favor al irse al quinto y último partido que se decidió en 11 entradas.

La final no fue nada fácil. El comienzo fue desalentador. Perdió los dos desafíos en Cartagena con Indios. Pero con el conteo atrás, descontó, igualó y se montó en Barranquilla. Finalmente, en casa de Indios, dio el puntillazo titular.

FOTO: Carlos Capella/TIEMPO CARIBE CUATRO VECES FESTEJ Vaqueros en la serie final para quedarse con el máximo galardón.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.