EUFORIA Y SUSTO POR JUAN PABLO ANGEL

EUFORIA Y SUSTO POR JUAN PABLO ANGEL

Qué noche tan intensa vivió Juan Pablo Angel! Jugó, tal vez, el mejor partido de su vida, y terminó en el hospital.

16 de marzo 2000 , 12:00 a.m.

El delantero colombiano marcó anoche los tres goles con los que River Plate derrotó al Atlas de México, por la Copa Toyota Libertadores. Angel anotó los tres tantos en un lapso de 17 minutos. Curiosamente, los dos primeros fueron de cabeza. La gente en la tribuna se enloqueció por él.

Poco antes de anotar, había recibido un cabezazo en la nuca, que lo dejó mareado. En el minuto 22 del segundo tiempo, luego de un partido en el que los diarios lo calificaron con diez puntos, pidió el cambio, y cuando entró al camerino se desvaneció. Siempre estuvo consciente.

La euforia se transformó en angustia. Angel recibió oxigeno y luego fue trasladado al Sanatorio Rossi, más por prevención que por la gravedad de la lesión.

Al cierre de esta edición, el colombiano permanecía hospitalizado. El diagnóstico inicial era de un traumatismo en el cráneo. Anoche le realizaron una tomografía y se esperaba un dictamen médico más completo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.