HUMANOS CON CORAZÓN PORCINO

HUMANOS CON CORAZÓN PORCINO

PPL Therapeutics, la compañía biofarmacéutica británica que colaboró en la clonación de la oveja Dolly, anunció hace dos días la creación de los primeros cerdos clonados. (VER INFOGRAFIA: Trasplante de animales a humanos)

16 de marzo 2000 , 12:00 a.m.

La noticia, sin embargo, va más allá de la copia en sí misma: junto con Millie, Christa, Alexis, Carrel y Dotcom, como fueron bautizados los pequeños porcinos, nació una esperanza para los miles de personas en el mundo que dependen de un trasplante de órganos para poder vivir.

Los investigadores de PPL Therapeutics esperan que dentro de cinco años sea posible crear cerdos genéticamente modificados, de manera que sus corazones, hígados y riñones puedan ser utilizados en trasplantes a humanos (xenotrasplantes).

El hecho de que los animales escogidos hayan sido cerdos, se debe a que estos producen muchas crías y sus órganos tienen un tamaño similar a los de los humanos.

No obstante, este procedimiento podría implicar graves riesgos para los receptores, en la medida en que virus que afectan a los animales puedan transmitirse al hombre. Vale la pena recordar que dos virus de este tipo fueron descubiertos en 1998 por científicos británicos, lo que motivó a la revista Nature a pedir el retraso de las actividades de xenotrasplantación.

Otro problema para esta práctica es el rechazo de los humanos a los órganos porcinos. Por eso, según reseñó la BBC, el gobierno de Estados Unidos financió parcialmente esta investigación con la esperanza de que se produzca un cerdo en el cual se logren desactivar genes específicos para que el sistema inmunológico humano no rechace un órgano porcino trasplantado.

No obstante, estos genes sólo pueden ser desactivados en células individuales, y no en todo el animal. Para generar órganos con estos genes especiales, los científicos deben tomar las células modificadas y usarlas para crear clones.

Pero el inconveniente más difícil de solucionar es el de las implicaciones éticas: Quién les dio a los humanos el derecho de alterar otras especies? Deben los animales sufrir para que el hombre viva más tiempo? Esta ha sido la batalla entre la ciencia y la ética desde que la manipulación genética entró a formar parte del trabajo en los laboratorios.

El director ejecutivo de PPL, Ron James, afirma que muchos de los argumentos ya han sido debatidos: No veo implicaciones éticas nuevas que puedan surgir de este trabajo. Si a uno no le molesta comer cerdo, entonces no veo ningún problema en usar al mismo animal para salvar vidas .

Según estadísticas citadas por la agencia Reuters, la xenotrasplantación podría salvar la vida a unas 68 mil personas en Estados Unidos y 50 mil en Europa. La cifra se incrementa en 15 por ciento cada año, mientras que el número de donantes disminuye.

Más importante aún afirma James , una reserva ilimitada de órganos nos permitiría intervenir mucho más temprano en el progreso de una enfermedad, antes de que los órganos que no funcionan correctamente afecten de manera grave el resto del cuerpo.

Reacciones Ron James, director de PPL Therapeutics, empresa que realizó la clonación.

Todo el conocimiento técnico que dificultaba los trasplantes de cerdos a humanos ha sido superado. El fin para la crónica escasez de órganos está a la vista.

Departamento británico de salud.

Aún tenemos un camino largo para la xenotrasplantación. Hay un gran número de sucesos que el Reino Unido necesita considerar antes de permitir la xenotrasplatación, como los riesgos de infecciones que pasen de una a otra especie.

Patrick Dixon, autor del libro La Revolución Genética y cuestionador de la clonación.

Los científicos están trabajando con la corazonada de que las especies clonadas, cerdos los últimos, lleguen inevitablemente hasta los seres humanos. Esto recompensará muy bien al equipo que lo logre, y el primer bebé clonado será la imagen que definirá el comienzo del nuevo milenio.

Vivienne Nathanson, directora de ética, ciencia y salud pública, de la Asociación Médica Británica.

Estamos hablando acerca de una técnica que trae riesgos para toda la población, así como la posibilidad de salvar vidas. Si no podemos aminorar los riesgos, la sociedad tiene que decir un momento, deberíamos dejar que esto continúe? , incluso cuando sabemos que costará vidas. El público tiene el derecho y el deber de considerar las consecuencias.

FOTO: Millie, Christa, Alexis, Carrel y Dotcom son el primer paso en la búsqueda de una solución para la escasez de los donantes de órganos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.