LOS FAVORITOS NO SE DETIENEN

LOS FAVORITOS NO SE DETIENEN

El tenista alemán Boris Becker derrotó ayer en Melbourne al surafricano Wayne Ferreira, tras lograr, sobre todo, vencer la fatiga acumulada desde hace dos días, clasificándose así para los cuartos de final del torneo internacional de tenis de Australia. El campeón alemán, cabeza de serie número dos, y quien no estaba muy inspirado, cometió varios errores. No le gustaba para nada su manera de jugar y se increpaba a sí mismo. En varias oportunidades gritó su descontento por lo que hacía. El calor, además, se veía que lo agobiaba.

21 de enero 1991 , 12:00 a. m.

El tres veces ganador de Wimbledon respiró aliviado cuando ganó en tres sets. Afortunadamente para él le tocó enfrentarse con el modesto Ferreira, de 19 años y número 173 mundial, quien surgió de las clasificaciones. Si le hubiese tocado contra un jugador más veterano tal vez se habría visto en aprietos, pues dejó muchas fuerzas en el partido maratónico del viernes que duró 5 horas y 11 minutos.

Mi cabeza y mis piernas estaban muy cansadas hoy. Sabía que sería así después de mis cinco sets del viernes y de mi doble del sábado. Pero logré clasificarme en tres sets y está bien así. Pese a todo, me vendría bien un descanso. Espero que no haga tanto calor para mi próximo partido. Aquí el sol es más fuerte que en otras partes y en este terreno el calor sale del suelo y tiene uno los pies hirvientes confesó. Por su parte el francés Guy Forget, su próximo adversario, no se clasificó con mucho brillo. Aun cuando se creía que se encontraba en un excelente estado físico, tuvo grandes bajones en su partido contra el australiano Todd Woodbridge, a quien derrotó en cuatro sets. Para su primer cuarto de final en un torneo del Gran Slam, el número uno francés deberá jugar mejor si quiere eliminar a Becker, quien le ha ganado en cinco de las seis veces en que se han enfrentado. Becker, además, tiene especial empeño en clasificarse pues el Abierto de Australia, pues es el único torneo del Gran Slam en el que nunca ha llegado a las semifinales. Por otro lado Patrick McEnroe, 114 jugador mundial, y quien participa por segunda vez en un torneo de Gran Slam se encuentra en cuartos de final. A los 24 años, después de haber sido siempre un buen jugador de dobles, comienza a creer por fin en sus oportunidades en individuales. En tres sets eliminó al australiano Mark Woodforde. Su próximo adversario será el italiano Cristiano Caratti, de 20 años, quien eliminó en cinco sets al holandés Richard Krajicek. Las seis primeras cabezas de serie del tablero femenino se clasificaron también ayer en dos sets. En el camino hacia la final la alemana Steffi Graf tendrá que enfrentarse a la checoslovaca Jana Novotona, y luego, sin duda alguna, a la argentina Gabriela Sabatini o a la española Arantxa Sánchez, rivales en cuartos de final. La finalista del año pasado, la norteamericana Mary Joe Fernández, se enfrentaría en la semifinal a la yugoslava Mónica Seles, quien a su vez deberá tener mucho cuidado en la próxima vuelta con la alemana Anke Huber, de 16 años a quien la prensa comienza a llamar la nueva Steffi Graf .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.