EE.UU. ESPERA LUCHA EN TIERRA

EE.UU. ESPERA LUCHA EN TIERRA

Después de cuatro días de guerra en el Golfo, los responsables militares estadounidenses manifestaron ayer su satisfacción, aunque no quisieron arriesgarse a dar pronósticos sobre su duración. En cuatro diferentes entrevistas concedidas a cadenas de televisión estadounidenses, el general Norman Schwarzkopf, jefe del cuerpo expedicionario estadounidense, declaró que las operaciones aéreas habían sido muy satisfactorias .

21 de enero 1991 , 12:00 a.m.

Dijo, asimismo, que tropas de 19 países, varios de ellos árabes, están listas para lanzar un ataque terrestre contra los iraquíes en Kuwait. El general informó que los cuatro reactores nucleares iraquíes, todo su potencial nuclear, fueron gravemente dañados y no podrán ser utilizados antes de muchos años .

Las fuerzas aéreas aliadas tuvieron también un éxito considerable en la localización de rampas de lanzamiento de misiles Scud, según el general, quien opinó que su amenaza debe ser mucho menos importante en el futuro, aunque estas no sean completamente eliminadas.

Por el contrario, fue más evasivo sobre el potencial militar químico de Irak que sigue siendo un problema según él, así como sobre la aviación militar iraquí. Solo 15 aviones iraquíes fueron destruidos con seguridad, los otros siguen protegidos en bunkers.

El general Schwarzkopf opinó que este hecho no constituye una amenaza para la supremacía aérea de las fuerzas aliadas. Indicó también que las líneas de comunicación electrónicas y de aprovisionamiento fueron cortadas entre Irak y Kuwait.

El general quiso responder a la inquietud de la opinión pública estadounidense sobre las operaciones por tierra de las que la propaganda iraquí ha dicho que serán un baño de sangre para los estadounidenses. Si tenemos que realizar una guerra terrestre, puedo asegurarles que él (Saddam Hussein) tendrá que hacer frente a mi guerra , dijo.

El tiempo está de nuestra parte , afirmó y aseguró que Saddam se equivoca si cree que va a ganar la batalla cuando intervengan las fuerzas terrestres. Agregó que, según sus informes, Saddam se encuentra refugiado entre la población civil.

También se declaró muy contento del número increíblemente bajo de pérdidas estadounidenses: hasta ahora solo nueve aviones, mientras que 13 tripulantes ha sido dados por desaparecidos, uno de ellos considerado muerto.

Schwarzkopf dijo que han habido deserciones entre las fuerzas iraquíes a lo largo de todo el frente de batalla, aunque precisó que estas no han sido masivas. Las fuerzas aliadas han capturado, hasta el momento, 23 prisioneros de guerra.

Recordó que las fuerzas aliadas no tienen el control del aire, puesto que ello supondría dar por seguro que Irak ha perdido totalmente su capacidad para lanzar misiles y responder a los bombardeos con artillería antiaérea.

Por ello no hay razón para dar por terminados los bombardeos que desde el jueves lleva a cabo la aviación aliada contra objetivos militares de Irak , agregó.

En caso de una ofensiva terrestre de las fuerzas aliadas hacia territorio kuwaití, el general dijo que hay que ser realistas y hacerse a la idea de que va a ser difícil vencer las divisiones acorazadas iraquíes.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.