AUMENTAN TONOS DE QUEJAS

AUMENTAN TONOS DE QUEJAS

Hace dos semanas eran los usuarios de Tabio, Tenjo, Cajicá, y Sopó los que se quejaban por las altas tarifas en los recibos de Telecom. Y hace dos años eran los habitantes de La Calera, quienes interpusieron demandas, tutelas y, además, acudieron a la Superintendencia de Servicios Públicos; sin embargo, nunca les solucionaron el problema y hoy, después de ese corre corre, aún tratan de bajarle el tono al problema.

18 de marzo 2000 , 12:00 a.m.

Por eso, y jugándose la última carta, el comité veedor de servicios públicos del municipio instauró, el pasado 2 de marzo, en el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, una acción popular en contra de Telecom y de la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios, pues este organismo de control tenía conocimiento de los problemas desde tiempo atrás, pero no resolvió nada.

En la acción, el comité señala 34 hechos en los que han incurrido tanto Telecom como la SSP. Entre ellos se destacan los cobros inoportunos por parte de Telecom, como el caso de Consuelo Dueñas a quien le instalaron la línea en enero de 1997 y hasta junio de 1998 le llegaron recibos sin cobros por impulsación. Sin embargo, la sorpresa fue con la factura de junio de ese año cuando le cobraron 65.397 impulsos por un valor de 1 018.885 pesos.

Esto demuestra la violación al articulo 150 de la ley 142 de servicios públicos, que señala que pasados cinco meses no podrán cobrar bienes o servicios no facturados por error , explicó Rubén García, presidente del comité veedor.

Así mismo, García señaló que los impulsos que Telecom cobra por las llamadas salientes de La Calera a Bogotá, se han denominado impulso de banda metropolitana. Sin embargo, una carta que la Comisión de Regulación de Tarifas (CRT) le hizo llegar al comité veedor el 20 de octubre de 1998, decía textualmente: La CRT no ha expedido reglamentación alguna relacionada con una banda metropolitana y Telecom no ha registrado tarifas que estén relacionadas con dicho concepto hasta la fecha presente .

Otros hechos Claro que estas no son las únicas quejas. La acción popular también señala que de acuerdo con el artículo 73.21 de la ley 142, los operadores de telefonía deberán expedir y entregar sus facturas, a más tardar, en el periodo siguiente en que se efectuaron los consumos. Pero se presenta un inconveniente, ya que que en La Calera, la última factura que llegó para pagar el pasado 2 de febrero tiene cobros correspondientes al mes de octubre de 1999 e incluso, de julio y agosto, como en el caso de Laura Sofía Alméciga.

El comité también denuncia ante el Tribunal de Cundinamarca el cobro de tarifas diferenciales de cargo fijo, como ocurrió con la Defensa Civil de Teusacá, que tiene tres líneas a las que les aplican cargos diferentes. En una cobran 26.278 pesos de cargo fijo, y en las otras, 10.632.

Pero aún hay más. El comité veedor también denunció que Telecom hacía cobros de facturación con fecha anterior a la de instalación de la línea, como le sucedió al usuario Luis Pacheco.

A él le instalaron la línea en noviembre de 1997 y la factura le llegó con cobros de llamadas realizadas en octubre de ese mismo año.

Así, por estos hechos y otros tantos, el comité veedor pretende que se declare a la SSP responsable por acción u omisión ilegitima de autoridad pública por incumplimiento de sus funciones de control, inspección y vigilancia... Por ahora, los habitantes de La Calera esperan que se le ordene a Telecom suspender la forma cómo se están cobrando las facturas y que responda por la facturación de cobros inoportunos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.