CORTE RECHAZA AMENAZAS A JUECES

CORTE RECHAZA AMENAZAS A JUECES

La Corte Suprema de Justicia rechazó ayer las amenazas de las que han sido víctimas jueces y funcionarios judiciales de todo el país, así como las actitudes institucionales que tienden a menospreciarlas.

17 de marzo 2000 , 12:00 a.m.

En un comunicado, la Sala Plena de la corporación expresó su solidaridad irrestricta con todos aquellos que están siendo objeto de esas inaceptables vejaciones , al tiempo que les pidió a las autoridades una actitud más radical frente a estas amenazas.

La semana pasada, el presidente de la sala de descongestión del Tribunal de Bogotá, Mauricio Quintero, denunció las amenazas de que fue víctima la jueza especializada de Cali Argenis De La Fuente Murillo.

La jueza recibió un sobre cerrado que incluía una carta con membrete de las Farc y varias fotografías de ella deambulando por Cali y de su hija cuando tomaba el bus escolar. Los guerrilleros le advirtieron que renunciara a su cargo.

Quintero señaló que la misma amenaza había sido extendida contra los demás jueces, magistrados y fiscales de todo el país.

El presidente del Consejo Superior de la Judicatura, Julio César Ortiz, al conocer las amenazas respondió que en algunos de los casos estas no correspondían a un riesgo real y podían ser exageraciones de los jueces.

Hace un año, las Farc forzaron la salida de la fiscal de San Vicente del Caguán, en la zona de distensión, Maritza Chavarro Anturi. Edna Patricia Cabrera, jueza promiscua de Cartagena del Chairá (Caquetá), se encuentra secuestrada por las Farc desde el 3 de marzo del año pasado.

El texto del comunicado de la Corte Suprema es el siguiente: La Sala Plena de la Corte Suprema de Justicia, reunida en sesión ordinaria el 16 de marzo del 2000, advertida del incremento sistemático y gravísimo de las amenazas y riesgos que continúan presentándose contra los funcionarios y empleados de la administración de justicia: 1. Rechaza cualquier acto de violencia e intimidación, explícito o implícito, contra los servidores de la Rama Jurisdiccional.

2. Así mismo rechaza las actitudes institucionales que tiendan a menospreciar la gravedad de tales violencias o amenazas, y en general la ausencia de solidaridad frente a la objetiva, paulatina y evidente agresión a que está siendo sometida la administración de justicia.

Finalmente expresa su solidaridad irrestricta para con todos aquellos que están siendo objeto de esas inaceptables vejaciones y demanda de las autoridades y de la sociedad colombiana una actitud radical en ese mismo sentido .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.