CARA Y SELLO DEL CONVENIO AÉREO

CARA Y SELLO DEL CONVENIO AÉREO

El convenio aéreo bilateral firmado el jueves por Colombia y Estados Unidos tiene dos caras en nuestro país: la del sinsabor de Aces y Avianca las dos aerolíneas nacionales que vuelan a E.U. y la del entusiasmo de AeroRepública, que ve en este arreglo su oportunidad para volar a Orlando (Florida), una de sus más firmes intenciones durante los últimos cuatro años.

18 de marzo 2000 , 12:00 a.m.

Las compañías colombianas no tienen la posibilidad de competir con las de Estados Unidos , dijo el presidente de Avianca, Gustavo Alberto Lenis, en referencia al convenio que en los próximos cuatro años aumentará el número de frecuencias (viajes de ida y vuelta) entre los dos países de 110 a 152 por semana y que adicionará cuatro destinos nuevos para las aerolíneas colombianas y uno para las estadounidenses.

Según Lenis, la competencia entre las compañías de los dos países será desigual porque Colombia viene de una recesión económica, explota un tráfico doméstico que no se puede comparar con el de Estados Unidos y porque en nuestro país se paga entre 15 y 20 por ciento más por el combustible. En fin, porque el marco operativo de las compañías colombianas es mucho más costoso que el de las aerolíneas estadounidenses.

La posición de Aces, compañía que opera 18 frecuencias semanales entre los dos países, es casi idéntica a la de Avianca. Juan Emilio Posada, su presidente, piensa que el incremento de operaciones favorece a las aerolíneas de Estados Unidos; de aquí al 2003 habremos desaparecido, seremos parte de alguna alianza o tendremos un accionista distinto, una de las tres .

En cuanto al concurso de la Aerocivil para adjudicar las primeras siete frecuencias a Estados Unidos contempladas en el acuerdo, Posada afirmó que su empresa participará solo si se le permite implementar las frecuencias en un período que no sea inmediato.

AeroRepública también participará en el concurso, con el objetivo de volar a Orlando. Alfonso Avila, presidente de la aerolínea, considera que la negociación les dio a las empresas colombianas un período de ajuste de tres años, que me parece suficiente .

Avila piensa que el camino que deben seguir las aerolíneas colombianas es buscar alianzas estratégicas. Yo creo que una alianza racional sería con Delta Airlines, porque nosotros insistimos en volar a Orlando y allí hay un centro de acopio muy importante de esta compañía , adelantó el ejecutivo.

Otra alianza que se cocina es la de Avianca y American Airlines, pospuesta después de que Colombia fuera clasificada en la categoría dos del programa Iasa, que vigila la seguridad aérea internacional, decisión que dejó al país en desigualdad de condiciones hasta diciembre del año pasado. Esta alianza comenzaría a funcionar a final de año.

A propósito de American, esta compañía presentará la ruta entre Bogotá y Dallas a la autoridad civil de ese país para concursar por las siete nuevas frecuencias hacia Colombia, que entrarían a operar este año. Además, le apunta desde ya a ser la aerolínea que podrá viajar entre Medellín y Estados Unidos a partir del primero de octubre de 2002, cuando la capital de Antioquia se convertirá en destino autorizado para las líneas estadounidenses.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.