TRES VIDAS POR UN VHS:

TRES VIDAS POR UN VHS:

18 de marzo 2000 , 12:00 a.m.

- Señor Director, El asesinato de tres menores a manos de unos ladrones en uno de nuestros tantos barrios pobres no puede pasar desapercibido. En medio de noticias tan negras como las que vemos todos los días, este debería ser el hecho del día en todos los medios. Creo que muestra en su plenitud los aberrantes niveles de violencia y desprecio por la vida humana a los que nos vemos abocados en Colombia. Que la vida de tres niños valga menos que un miserable VHS es la noticia más aciaga que se pueda imaginar.

La imagen de estos tres hombres ahorcando uno a uno a estos tres infantes, imaginarse el miedo que deben haber sentido estos niños, me hiela la sangre. Me hace desdecir de mi condición de ciudadano de este país donde estoy reducido a ser testigo impávido y mudo de esta atrocidad y de las tantas otras que se cometen.

Qué puede haber en la cabeza de estos tres hombres? Entenderán la magnitud de su crimen? Tienen familia? Son capaces de ponerse por un segundo en el papel de padre o madre de estos niños y ser solidarios con lo que deben estar sintiendo? Hay crímenes que me hacen dudar en mi oposición a la pena de muerte.

Nelson Vanegas A.

Profesor Universidad de Antioquia Departamento de Física\ - Señor Director: Esta sociedad nuestra está definitivamente enferma. Enferma de muerte! Cuándo se nos pudrió esta sociedad? No alcanzo a imaginar la angustia, el dolor y la soledad de esas tres criaturas cuando eran estranguladas y asfixiadas en Medellín por esas bestias asesinas que fueron a robar un VHS. Esto es el final, el fondo, es lo peor que nos puede pasar. Somos totalmente insensibles. La noticia duró dos minutos en el noticiero y el presentador ni se mosqueó. Después siguieron como si nada sonrisa tonta incluida con su retahíla de noticias de deportes y farándula. Hagamos un alto en el camino antes de que sea tarde y nos matemos todos. Despertemos! Apliquémosle el castigo que se merecen esos animales. No más justificaciones ni perdones. La misma ley de Dios, la pena de muerte. No creo que se merezcan menos. Y seguramente hasta ellos lo saben.

Sergio Uribe C.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.