E.U. CUESTIONA LA VOLUNTAD COLOMBIANA

E.U. CUESTIONA LA VOLUNTAD COLOMBIANA

Los estadounidenses se dividen en el análisis de la problemática colombiana y de cómo debe ayudar Estados Unidos en su solución. Hay los que creen que el desarrollo social es la panacea y los que opinan que el eje debe ser el ataque al narcotráfico y por ende a la guerrilla . Otros argumentan que el problema es de demanda de drogas y por tanto se debe invertir en E.U. y no en Colombia.

19 de marzo 2000 , 12:00 a.m.

Pero hay un punto que cobra vigor con cada día que pasa, en el que parecen coincidir todos: a Colombia sociedad civil, Gobierno, Congreso y Fuerzas Armadas no solo le falta voluntad para enfrentar la crisis sino también poner el pecho antes que la espalda.

En los debates académicos, en las audiencias en el Capitolio, en las páginas editoriales de los periódicos y hasta en los círculos del gobierno, el tema emerge y genera ampollas .

El último dardo lo lanzó la representante de California Nancy Pelosi el miércoles, durante una audiencia en la Comisión de Operaciones Extranjeras: me gustaría ver la plata que se suponía iban a poner los colombianos, porque a mí lo que me parece es que los oligarcas y las élites en ese país no han llegado a la decisión de que ellos, también, tienen que poner su cuota para resolver sus problemas .

Similares comentarios han emitido otros pesos pesados, demócratas y republicanos, en Cámara y Senado, como el presidente de la comisión de Apropiaciones del Senado, Ted Stevens, el de la de Operaciones Extranjeras de la Cámara, Sonny Callahan, y el demócrata de más alto rango en la de Apropiaciones de la Cámara, David Obey.

No veo a la sociedad colombiana comprometida en esto. Y tampoco veo cómo la plata de nuestros impuestos va a ayudar, si ustedes no se quieren ayudar , afirmó Obey en declaraciones a EL TIEMPO.

Dentro de la administración Clinton también hay dudas. Hace poco el jefe de las Fuerzas Armadas de E.U., general Henry Shelton, hizo el mismo comentario a un grupo de miembros del gobierno. Está faltando voluntad para ganarle a la guerrilla y para golpear al narcotráfico , les dijo.

De la oficina del zar antidrogas, Barry McCaffrey, y del Departamento de Estado también salen críticas, aunque no las ventilan abiertamente. A su vez, el asesor de Clinton para América Latina, Arturo Valenzuela, lo insinuó a la redacción de EL TIEMPO en una visita reciente. Aquí en el fondo hay un problema social, de desigualdades, y todos tienen que poner de su parte para corregir la situación , dijo.

El debate ha llegado también a los medios. Las cifras de un artículo del New York Times, en el que se indica que cerca de 350 mil colombianos abandonaron el país el año pasado (el doble que el año anterior), y un sondeo de Gallup reproducido por las agencias, que dice que al 50 por ciento de los encuestados le gustaría salir del país, han generado duros comentarios.

Merece el gobierno de Colombia, corrupto a más no poder, nuestra ayuda para sobrevivir? Por qué deberíamos entregar un solo dólar de E.U. a un Ejército en el que ningún colombiano que no tenga un diploma de bachiller presta servicio? Muchos colombianos se benefician del desorden y no quieren que se aplique la ley. Solo quieren un poquito más de margen para maniobrar. Aquellos menos favorecidos por el sistema son los que mueren, mientras los que se benefician sacan sus recursos del país. Expatriados que se acuestan perezosos en las playas de Miami o que hacen compras en Madrid seguro estarían dispuestos a pelear hasta que caiga el último soldado estadounidense , decía con mucha ironía y crudeza en el Washington Post el ex militar Ralph Peters.

Falta de liderazgo Para Gabriel Marccela, de la Escuela de Guerra de E.U., el gobierno de Colombia, la sociedad y todas las instituciones tienen que comprometerse a salir adelante. Creo, sin embargo, que están muy lejos de hacerlo , dice.

Los militares, por ejemplo, deben adoptar cambios fundamentales. Necesitan volverse más proactivos, pasar a la ofensiva, ampliarse. Mientras tengan un Ejército de campesinos, el sacrificio no será equitativo. Eso tiene serias consecuencias para la moral y les da a las Farc y al Eln un argumento para deslegitimar al Gobierno , dice el analista.

Marccela afirma a su vez que no cree en el argumento de que a Colombia le hacen falta recursos para salir adelante. Lo que no hay es liderazgo. Los ricos no pagan impuestos, no prestan servicio militar y esperan a que los pobres sean los que mueran. La sociedad en su totalidad tiene que estar interesada en sacar el país adelante. Cuando los que tienen el poder y el dinero se van del país, se vuelve, además, más difícil defender la ayuda que se estudia en el Congreso .

Según el ex jefe del Comando Sur, general Fred Woerner, la percepción que se están haciendo los estadounidenses de los colombianos se basa en su propia sicología.

Cuando miran a Colombia y ven la influencia del dinero del narcotráfico y la impunidad que reina, cuando se mira un conflicto que lleva 40 años sin que haya sido resuelto mientras todos los demás países de la región han puesto fin a los suyos, cuando miran que el capital está saliendo en vez de estar invirtiéndose en el país, se preguntan por qué deben aportar dinero de sus impuestos cuando el de los colombianos está escapando. Y se llega la conclusión que es un país que no está haciendo el sacrifico suficiente , dice Woerner.

Aunque el embajador Luis Alberto Moreno capotea las críticas al decir que los estadounidenses tienen que entender que la realidad colombiana es compleja y que además por la demanda de drogas E.U. tiene su parte en el problema, admite que hay muchas dudas.

La gran pregunta que se hacen, ahora que estamos bajo el microscopio, es dónde está el compromiso de Colombia. No tanto el económico, como el de la sociedad civil para ponerle el pecho al problema. Qué tanto está dispuesta la gente a gastarse por sacar adelante al país. Y obviamente la gente que está saliendo del país y la discusión que se ha generado alrededor del Plan Colombia en el país contribuye a aumentar las preguntas, en vez de despejarlas. Mientras el estadounidense se arremanga los pantalones para meterse, la gente en Colombia, ante los problemas, dice el último apaga la luz! .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.