Secciones
Síguenos en:
LÍOS DETRÁS DE LAS URNAS

LÍOS DETRÁS DE LAS URNAS

A Roy Barreras, un candidato a la gobernación del Valle, le tocó completar su luna de miel a marchas forzadas en los pueblos de ese departamento, en los momentos de descanso que le dejaron los discursos de tarima y las manifestaciones de plaza pública.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
29 de octubre 2000 , 12:00 a. m.

Cuando nos casamos, él me prometió que yo iba a viajar mucho y me ha cumplido porque me tocó recorrer todo el departamento en carro, a caballo, en lancha... A veces nos quedamos desayunando en un restaurante a la orilla de la carretera, disfrutando del paisaje , dice María Paula Martínez, la publicista que se casó hace tres meses con este político independiente.

A partir de mañana, Roy Barreras y su esposa podrán regresar, al menos por unos días, a la tranquilidad de su apartamento del barrio Centenario.

Algo similar comienzan a experimentar los demás candidatos que mañana seguramente podrán dormir hasta tarde después realizar jornadas diarias de casi veinte horas durante los últimos tres meses.

Muchos de ellos intentarán recuperar el tiempo que lerobaroni a su familia, porque no todos los casos son como el de Roy Barreras.

El candidato a la gobernación de Bucaramanga Oscar Reyes Cárdenas, por ejemplo, tuvo que semiinternar a sus dos hijos, de 4 y 9 años, ya que su esposa, Marcela, también trabaja de tiempo completo en la campaña.

A mis hijos casi no los veo desde hace dos meses , dice Reyes, quien hipotecó su apartamento para financiar la candidatura. Entre septiembre y octubre, este ingeniero rebajó cuatro kilos gracias a las jornadas de trabajo de veinte horas diarias.

Mi madre, Elvia, hace más de un mes me llamó muy triste, me dijo que si era que ya no la quería. Estaba acostumbrado a llamarla todos los días y ahora se me pasan semanas y nada , agrega este candidato de 42 años, quien considera que el sacrificio vale la pena con tal de ayudar a las clases populares , donde tiene su mayor caudal de votos.

Los hijos parecen ser los mayores damnificados cuando los padres políticos toman la partida en el maratón electoral. A Margarita Londoño, candidata a la alcaldía de Cali, le ha tocado alejarse de su esposo y de su hija de 12 años.

Por eso, Margarita Londoño dice que en los próximos días se irá de vacaciones con su familia a donde no haya celulares ni radio ni reuniones políticas, ojalá un sitio bien incomunicado .

Otro caleño, Luis Guillermo Cárdenas, candidato a la asamblea del Valle, también ha sacrificado el contacto con sus hijas. Escasamente nos vemos el sábado o domingo, de carrera, quiubo!... quiubo!... desayunamos y taluego! Algo parecido le ocurre a Hilda Gutiérrez, aspirante a la asamblea de Cundinamarca. Ella tiene dos hijas. Es muy triste no poderlos recibir cuando llegan del colegio. Y llegar en la noche y encontrarlos dormidos y salir temprano y dejarlos dormidos , dice.

Ellas se preocupan por la inseguridad que hay... que dónde estoy, que si ya estoy llegando. Me echan la bendición y me encomiendan a la Virgen de Fátima; siempre tienen una vela prendida , agrega Hilda Gutiérrez.

Incluso momentos tan especiales como los 15 años de una hija, quedan relegados ante los afanes de la política. Esto le ocurre a Carlos Alberto Charry, aspirante a la Asamblea del Valle. Su hija mayor, Diana Carolina, los está cumpliendo hoy y en su agenda no está prevista una fiesta, sino ayudar a movilizar votantes en el municipio de La Cumbre.

Por situaciones como estas, los candidatos dicen sentir nostalgia por sus días de paz fuera de los comicios, como el aspirante a la gobernación de Antioquia, Alvaro Villegas Moreno, quien añora la carpintería, la mecánica, las orquídeas y los fines de semana en su finca de El Retiro. Pero casi todo ellos aparecerán de nuevo en las filas cuando se abran de nuevo las inscripciones para el siguiente maratón hacia las urnas.

FOTO Después de las agotadoras jornadas preelectorales, muchos candidatos se marchan con sus familias a lugares donde nadie los pueda encontrar. Pero sólo por unos días.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.