EL LEGADO DE PIETRO

EL LEGADO DE PIETRO

Qué tienen en común el Teatro Colón, el Capitolio Nacional y el Hospital San José?

22 de julio 2000 , 12:00 a.m.

Sí, que son monumentos nacionales, pero lo más importante es que los hizo un mismo arquitecto: Pietro Cantini, un italiano que dejó una huella imborrable en Colombia.

El Colón es, quizá, su máxima expresión y un legado que día a día adquiere más relevancia en la historia nacional.

En el capitolio, la historia fue diferente y con algunos altibajos; el inglés Thomas Reed inició la obra, pero fue él quien le dio los toques mágicos para que fuera realidad, aunque la finalizaron los maestros Gaston Lelarge y Mariano Santa María, ya que en 1908, por una enfermedad, Pietro tuvo que retirarse del proyecto.

Por su parte, el hospital San José es un legado en el que hoy trabaja uno de sus bisnietos: Jorge Ernesto Cantini, jefe de cirugía plástica, un brillante cirujano reconstructivo que ayuda en muchas obras sociales, pero que además es historiador e inquieto investigador de varias áreas, principalmente científicas e históricas.

Aunque los detalles que más se conocen de Pietro Cantini tienen que ver con el Colón, el trabajo realizado en el capitolio refleja otro aspecto de lo que significaba hacer una obra pública; de hecho, los fondos se acabaron en varias oportunidades y su construcción se demoró 79 años.

Las guerras civiles y el manejo de los rubros destinados para el proyecto formaron parte de la construcción que más bien parecía un elefante blanco a medida que avanzaba, pero que finalmente dio como resultado una excelente obra que sirvió como laboratorio de las primeras construcciones modernas y de lo que sería el manejo de los servicios públicos.

Precursor académico Sin desconocer el trabajo de otros grandes, Pietro Cantini fue uno de los primeros en dictar clases de arquitectura en el país, pero también el primero que adiestró a los obreros rasos, pues hasta ese momento, todo se aprendía y se ponía en práctica de manera autodidacta y después, se llevaba de generación en generación; no había la técnica, ni los diseños que requería la naciente república.

Pietro, un hombre de 33 años, dinámico y soltero en ese momento (se casó trece años después, en la iglesia de las Nieves un 4 de junio con Pia Sighinolfi hija del escultor italiano Cesare Sighinolfi, uno de sus colaboradores), aprendió español para enseñar y proyectar sus conocimientos tan pronto llegó al país, en 1880.

Eran los años en que empezaba la reconstrucción después de la Independencia, todo era rústico y pueblerino.

Tal vez eso ayudó para que se enamorara de esta tierra, se quedara definitivamente y adoptara algunas costumbres, muy de esa época, como la típica ruana que lo acompañó los últimos años en su hacienda de Suesca.

A Italia regresó una vez en 1888 a traer el telón de la boca del teatro Colón. En ese viaje aprovechó para arreglar algunos asuntos familiares; Pietro provenía de una familia de Florencia de la cual era el menor de 13 hermanos.

Jamás adoptó la nacionalidad colombiana ya que decía que la nacionalidad y la sangre son las unas cosas que jamás cambian .

Pero por dónde vivía o pasaba no dejaba de aportar algo. En Suesca, por ejemplo, regaló los planos y los diseños de lo que fueron la iglesia y el palacio municipal. Algo similar hizo en otros pueblos como Nemocón.

También tuvo que ver en obras como la remodelación de la primera Biblioteca Nacional y la Academia Colombiana de la Lengua. Como si fuera poco, el famoso templete del Parque de los Periodistas (antes llamado parque del Centenario) fue su creación, ya que elaboró los planos y dirigió la construcción al lado de Luis Ramelli.

Y es que a veces la arquitectura, como otras artes, habla y deja ver la imagen de quienes como Pietro no solo pusieron una piedra y sembraron, sino que cosecharon para la posteridad.

FOTO EL ITALIANO Pietro Cantini dejó una huella arquitectónica y académica imborrable en Colombia.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.