GRIETAS EN LA VIVIENDA SOCIAL

GRIETAS EN LA VIVIENDA SOCIAL

Los apartamentos se derrumbaron, después de tres años de construidos. Sucedió con cerca de un centenar de viviendas de interés social de urbanizaciones como San Luis, Ciudadela Parque de la Roca y El Trigal en el suroriente, así como la Aguadita en Suba. Y en otras más antiguas como la urbanización Villa de Los Alpes de San Cristóbal, en el suroriente.

24 de julio 2000 , 12:00 a. m.

El desastre en estas construcciones se anunció con las mismas señales...

Luz Aydé Restrepo, una viuda pensionada del Seguro Social, vio que primero aparecieron las grietas en las bases de las ventanas de la casa de dos pisos situada en la esquina de la calle 36 G, con número de placa 3-79 Este, en Villa de Los Alpes.

Con el tiempo las fisuras aparecieron en las escaleras, paredes y los techos. En los 2 últimos años la construcción terminó convertida en una ruina. Por ella, Luz Aydé había pagado, en 14 años, más de 20 millones de pesos a la constructora Luis Carlos Sarmiento Angulo Ltda.

Ese agrietamiento y derrumbamiento imparable de las construcciones lo han padecido más de 1.000 familias que hoy se encuentran damnificadas por los daños presentados en sus viviendas edificadas en urbanizaciones de interés social y que fueron adquiridas a firmas constructoras legales.

Las urbanizadoras ofrecieron los apartamentos con cómodas cuotas iniciales y financiación a largo plazo entre 15 y 30 millones de pesos , con la garantía verbal de que no tendrían problemas en sus estructuras, en los servicios ni en nada .

Pero no fue así. Qué está pasando con la calidad de las viviendas de interés social? No hay control para estos proyectos? Quién responde por los daños? Es bien cierto que no todas las viviendas de interés social son defectuosas. En los últimos cinco años se edificaron en el Distrito 46.227 unidades, según la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol).Y los daños denunciados relacionan a más de 1.000 edificaciones, o sea el 2 por ciento, y cuyas denuncias y quejas se han puesto en los juzgados y la Subsecretaría de control de vivienda del Distrito.

Sin embargo, hay señales de que las fallas en este tipo de construcciones pueden ser mayores. Y estas desafortunadamente solo se advertirán en 5 y 7 años, cuando los suelos comiencen a estabilizarse, explica uno de los investigadores de la Subsecretaría de control y vivienda del Distrito.

Fallas técnicas Las fallas tienen varias causas. Según el director de Prevención y atención de emergencias del Distrito (Dipae), Richard Vargas, las urbanizadoras pasaron de construir en terreno plano a edificar en laderas, y olvidaron tener en cuenta los cambios técnicos que exigen construcciones en estas zonas.

No se hacen bien las excavaciones, ni los rellenos, ni el manejo adecuado de las aguas subterráneas y superficiales que, dice, influyen en los mayores o menores grados de asentamientos de los edificios En muchos casos agrega los urbanizadores limitan su responsabilidad a la calidad de la vivienda vista solo por sus acabados, pero eludiendo la responsabilidad que tienen también en las estructuras, estudios de suelos y adecuación de los terrenos .

Algunos de los investigadores de la Subsecretaría son más concluyentes: Hemos comenzado a detectar que algunas viviendas de interés social se están construyendo para 10 años de vida útil . Constructores consultados rechazan esas apreciaciones y responden que es peor negocio hacer una mala construcción .

Multas irrisorias Los funcionarios se basan en las investigaciones iniciadas por la Subsecretaría en los dos años y medio que lleva de funcionamiento: ha tramitado 494 quejas en ese periodo.

La mayoría de las quejas fueron motivadas por hundimientos anormales de las edificaciones, humedades, agrietamientos en las paredes y los techos, daños en los pisos, deficiencias en impermeabilizaciones e instalaciones de los servicios.

Como resultado de las investigaciones fueron multadas 92 constructoras por 19 millones 331 mil pesos, informó la subsecretaria de control de vivienda, Claudia Silva. De dicho total, a esta dependencia solo le giraron un millón 734 mil pesos.

Los funcionarios de la Subsecretaría aseguran que no pueden imponer multas superiores a los 500 mil pesos, por cuanto es la máxima permitida por la ley 66 que rige desde hace 32 años.

También hay otras limitantes para avanzar en las investigaciones. Por un lado, los constructores respaldan las obras con las licencias de construcción que aprobó el Departamento de Planeación Distrital, hasta hace tres años; y ahora, con las autorizadas por las curadurías urbanas.

Si los urbanizadores cambian las especificaciones, las curadurías no tienen la responsabilidad de efectuar esa inspección responde el curador Jaime Rodríguez.

Esa función, declara, le corresponde al interventor o al supervisor técnico de la obra. Y ambos los nombra el urbanizador!.

Por otra parte, hay constructoras pequeñas de vivienda de interés social que se liquidan o declaran insolventes, una vez venden los apartamentos. De esta forma, la Subsecretaría no puede investigarlas y menos sancionarlas.

Pero en cualquier caso, la consultora de la Dirección de Vivienda del Ministerio, María Eugenia Pereiro, declara que la falta de controles de las autoridades municipales ha facilitado que las constructoras no cumplan con los requisitos de calidad en las viviendas. Todos tienen parte de responsabilidad, dice: las curadurías, interventorías, la Subsecretaría y las alcaldías locales.

El Ministerio de Desarrollo estudia con universidades como Los Andes, la forma de establecer una mayor regulación de la calidad de la vivienda. Podría ser la exigencia de un aval para el otorgamiento de los subsidios. También se plantea la posibilidad de exigir a los constructores una póliza de calidad.

Mientras tanto, a los afectados solo les ha quedado la opción de recurrir a las tutelas y demandas civiles. Luz Aydé al quedarse sin casa, interpuso la tutela ante el juzgado 51 penal del circuito que fue recurrida al Tribunal superior, porque fue negada. Y como la firma constructora no responde por los daños, a ella le tocó arrendar una pieza por 150 mil pesos al mes Otros casos Villa de Los Alpes Tiene más de 200 apartamentos construidos por la organización Luis Carlos Angulo Ltda. Hay más de un centenar de afectados. por un fenómeno de reptación de tierras que no fue advertido en los estudios geotécnicos.

El Tribunal Administrativo de Cundinamarca aceptó una acción popular. La constructora sostiene que no tiene responsabilidad porque hubo un fenómeno geológico imprevisible.

Urbanización San Luis Tiene 150 viviendas y se evacuaron 15 por deslizamiento. Fueron construidos por Transequipos y Construcciones Ltda. que luego fue liquidada. Hubo mal estudio de suelos.

Parque de la Roca Se construyó hace 5 años. En 1998 se vieron los primeros daños. 11 viviendas tuvieron que evacuarse. Los movimientos de tierra eran imposibles de determinar, dijo la Constructora Colmena que asumió las reparaciones.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.