PIDEN LA RENUNCIA DE POMÁRICO 1

PIDEN LA RENUNCIA DE POMÁRICO 1

En medio de rumores sobre la suerte de los principales implicados en el escándalo de contratación administrativa, de reuniones organizadas por Armando Pomárico con su bancada, y de las indagaciones que están haciendo algunos parlamentarios se cumplió ayer un agitado día en la Cámara de Representantes en los previos del debate sobre las denuncias hechas por los despilfarros de la actual administración.

22 de marzo 2000 , 12:00 a.m.

Al tiempo que los parlamentarios Mario Rincón, Hernando Carvalho y Antonio Navarro preparaban el debate al Presidente de la Cámara y al director administrativo, Saúd Castro, Pomárico se reunía con los miembros de la bacanda liberal colaboracionista a puerta cerrada, según uno de los asistentes, para solicitar solidaridad de cuerpo .

No obstante, ayer los parlamentarios promotores del debate revelaron nuevos términos de los contratos firmados en los últimos días del año.

Por ejemplo, Carvalho denunció la realización de dos contratos de consultoría sobre el problema del año 2000 o Y2k, que fueron firmados el 28 de diciembre pasado, es decir, tres días antes de la fecha en la que se preveía se pudieran presentar inconvenientes con los sistemas a nivel mundial.

Además, cabe recordar que para ese entonces los empleados se encontraban en vacaciones colectivas, las cuales se habían iniciado el 17 de diciembre, un día después de que terminaron las sesiones ordinarias de fin de año. Los dos contratos, uno a nombre de Nidia Rodríguez y otro a la empresa Unión Temporal de Apoyo, se hicieron el primero por más de 65 millones de pesos y el otro por 41 millone. Es decir, por 106 millones de pesos.

Cabe recordar que a finales del año, dentro del programa gubernamental para enfrentar el problema del año 2000, en un informe preparado por la misma Presidencia de la República conceptuó que el Congreso no se vería seriamente afectado pro este hecho, ya que, básicamente, lo único que estaba sistematizado era la nómina de empleados.

Igualmente, se firmó un contrato por 89 millones 320 mil pesos para la capacitación de 200 funcionarios del Congreso en el conocimiento de los programas Windows 98 y Office 2000.

Lo curioso es que una de las principales quejas tanto de los parlamentarios como de los empleados del Congreso es la falta de equipos de computación.

Al cerre de esta edición, los parlamentarios Carvalho, Navarro y Rincón solicitaban explicaciones al presidente de la Cámara sobre estos hechos. Pomárico insistió en que la responsabilidad de estos hechos recaía en el director administrativo, Saud Castro.

Rincón, por su parte, increpó por la celebración de contratos de asesorías que nunca se vieron, dentro del apoyo a las diferentes comisiones.

Durante el día, en los corrillos del Congreso se especuló sobre la renuncia de Castro, así como su posible destitución.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.