Secciones
Síguenos en:
FARC AMPLÍAN ÁREA DE DESPEJE

FARC AMPLÍAN ÁREA DE DESPEJE

El 15 de octubre de 1998, el presidente Andrés Pastrana oficializó el despeje militar de 42 mil kilómetros cuadrados en el sur del país para iniciar un proceso de negociación con la guerrilla. Hoy, 19 meses después, las Farc aún no llegan a un acuerdo de paz con el Gobierno, pero sí transgredieron los límites de la zona de distensión y ocuparon territorio adicional: 54.302 kilómetros cuadrados.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
14 de mayo 2000 , 12:00 a. m.

Es decir, según el Ejército, las Farc cuentan ahora con un área total de 96.302 kilómetros cuadrados que incluyen los cinco municipios otorgados al comienzo del proceso: La Macarena, Mesetas, Uribe y Vista Hermosa (Meta), así como San Vicente del Caguán (Caquetá).

Esta es la principal conclusión de un informe que será entregado esta semana por el comandante de las Fuerzas Militares, general Fernando Tapias, y el comandante del Ejército, general Jorge Mora Rangel, al presidente Pastrana.

Se trata de un análisis elaborado por los comandantes de la IV y V División del Ejército con sedes en Villavicencio y Bogotá, así como por los comandantes de las brigadas VII de Villavicencio, la XII en Florencia y la IX en Neiva.

Con base en el documento, los militares creen tener evidencia para demostrar que las Farc han usado la zona de distensión como estrategia político-militar y no como un área para conseguir la paz.

Las nuevas tierras Por qué 54.302 kilómetros cuadrados? Según los militares, la cifra está sustentada en la extensión de cada uno de los municipios atacados por las Farc en los últimos 19 meses y que literalmente son áreas ya ocupadas por la subversión (ver nota anexa).

Esto es: Cunday, Villarica, Prado y Dolores (Tolima): 2.083 kilómetros cuadrados; Colombia y Baraya (Huila): 2.375 kilómetros cuadrados; Puerto Rico y Cartagena del Chairá (Caquetá): 15.952 kilómetros cuadrados; Lejanías, Castillo, Puerto Lleras y Puerto Rico (Meta): 7.258 kilómetros cuadrados y Retorno y Calamar (Guaviare): 26.634 kilómetros cuadrados.

Esto haría según el informe conocido por este diario que la zona de distensión más las nuevas áreas ascendieran a 96.302 kilómetros cuadrados . La cifra, subrayan los militares, constituye un área superior en 20 mil kilómetros cuadrados a la superficie de Panamá que tiene 75.517 kilómetros cuadrados.

Así, el análisis militar advierte que las Farc podrían formular más exigencias al Gobierno para desmilitarizar nuevas zonas. Cómo? Según el informe: Argumentando dominio armado sobre las mismas y ausencia de la Fuerza Pública en ellas, así: Dolores (Tolima), Puerto Rico (Meta), Cartagena del Chairá (Caquetá) y Retorno, Calamar y Miraflores (Guaviare) .

De acuerdo con el informe: De estas poblaciones la guerrilla sacó a la Fuerza Pública, obligó a la Policía a retirarse y ahora ellos son la autoridad en los municipios atacados . En palabras de un alto oficial del Ejército: La zona de distensión es el territorio que la guerrilla escogió para resguardarse de las operaciones militares .

Compra de tierras Sin embargo, no sólo a través de ataques las Farc han transgredido los límites de la zona del despeje hacia Cundinamarca, Tolima, Huila y Meta.

La V División del Ejército ha descubierto trochas como alternativa de vías para llegar al área de despeje, así como la desviación de carreteras y ríos por donde sacan droga, armas y por donde transportan a los secuestrados del interior del país. También túneles subterráneos que comunican a los distintos frentes que operan en estos departamentos hacia sus refugios en la zona de despeje.

Adicionalmente, las Farc han venido comprando terrenos como haciendas y propiedades en el área de distensión a través de familiares y testaferros. La denuncia la hicieron campesinos de la zona del despeje al Ministerio de Defensa, al Comando del Ejército y a la Defensoría del Pueblo. El pasado miércoles, una comisión de labriegos de esa área estuvo en Bogotá con el propósito de presentar documentos que sustentan su versión.

Las implicaciones El informe de los militares no sólo hace un diagnóstico de la situación sino que se ocupa de hacer una proyección de los hechos. Lo hace al tener en cuenta que: Las Farc han logrado convertir estos municipios en zonas de confrontación bajo su influencia, y presionar el retiro de la Policía Nacional de las cabeceras municipales atacadas .

Por el oriente, de acuerdo con los militares, en el Meta, las Farc extenderán su influencia armada a la región del río Ariari, afectando la navegación fluvial y el transporte terrestre entre Granada y San José del Guaviare.

Por el occidente, en Huila y Tolima, las Farc lograrán salir y afectar la carretera que comunica Neiva con Bogotá, la totalidad de los municipios del Tolima, así como la navegación fluvial por el río Magdalena. Por el suroccidente, en Caquetá, las Farc lograrían control sobre los municipios del piedemonte y, por ejemplo, de la carretera Florencia-San Vicente del Caguán.

Informado por este diario sobre la conclusión del análisis de las FF.MM., el general (r) Alvaro Valencia Tovar indicó: Corrobora las informaciones procedentes del área de distensión sobre el desconocimiento sistemático que las Farc vienen haciendo a lo pactado con el Gobierno .

En su criterio: Expandir abusivamente el espacio otorgado para la distensión es un acto de mala fe que traiciona acuerdos que deberían ser objeto de estricto cumplimiento. Así, mientras el Estado obra lealmente, la contraparte tan ruidosa en sus reclamaciones infundadas atropella lo pactado en actos inamistosos por decir lo menos que más indican una voluntad guerrerista que una disposición hacia la paz .

Sin embargo, como ha sucedido en los últimos 19 meses, las Farc atribuyen las críticas contra los excesos en la zona de distensión a una campaña para desprestigiar este mecanismo creado a fin de celebrar los diálogos con el Gobierno.

Raúl Reyes ha dicho en varias oportunidades que no se puede hablar de excesos, pues las partes acordaron iniciar diálogos sin condiciones, por lo que ahora el Gobierno no puede exigir procedimientos de control.

Las Farc, además, han reconocido que sí han retenido personas, a las que acusan de servir a los paramilitares. También han admitido castigar a ciudadanos que violan las normas de convivencia. Reyes incluso aceptó la ejecución de 14 personas a las que sindicó de ser paramilitares. Ayer, Reyes señaló que no es verdad que hayan transgredido los límites de la zona del despeje. Eso es falso dijo son las mentiras que se fabrican diariamente en el departamento del B-5 en el Ejército . Igualmente indicó que esas acusaciones no tienen otro objetivo sino el de confundir a los colombianos y poner en riesgo el proceso de paz.

Los ataques De acuerdo con las Fuerzas Militares y la Policía estas son las acciones más violentas efectuadas por las Farc desde la zona distensión. Se realizaron entre julio de 1999 y febrero de 2000: de julio de 1999. Ataque a base militar del municipio de Gutiérrez de julio de 1999. Ataque a Gutiérrez (Cundinamarca) de julio de 1999. Puesto de policía Doncello (Caquetá) 10 de julio de 1999: Puesto de policía Algeciras (Huila) 11 de julio de 1999. Puesto de policía Puerto Lleras (Meta) 12 de julio de 1999. Puesto de policía Puerto Rico (Meta) de julio de 1999. Compañías móviles entrenadas y salidas de la zona de distensión efectuaron hostigamientos sobre Puerto Lleras y Puerto Rico (Meta) y San José del Guaviare (Guaviare) y por el suroccidente sobre Algeciras y Suaza (Huila) y Puerto Rico y Doncello (Caquetá).

de julio de 1999. Hostigamientos en las afueras de Bogotá, Viotá y sostienen contactos armados en Natagaima (Tolima) y Florencia, Pauijil y Montañitas (Caquetá) de septiembre de 1999. Ataque a San Juan de Sumapaz, asalto a un camión con 120 cilindros de gas en San Juan de Arama y efectuaron dos masacres: en Vistahermosa (Meta) y San Vicente del Caguán (Caquetá).

de noviembre de 1999: Ataques a las cabeceras municipales de VillaRica, Dolores Y Prado (Tolima) y Baraya (Huila). Efectuado por las cuadrillas 39 y 16 de las FARC.

6 de diciembre de 1999. Hostigamientos en San Juan de Arama (Meta), Campoalegre (Huila) y Florencia(Caquetá), ejecutan un asalto contra el Banco Agrario de Algeciras (Huila).

15 de enero de 2000. Ataque y bloqueo vía Bogotá-Villavicencio (Guayabetal). Efectuado por las cuadrillas 27, 44, 53 y 54 de las Farc.

22 de enero de 2000. Ataque estación de policía El Castillo (Meta). Y combates entre la cuadrilla 26 de las Farc contra el Batallón de contraguerrilla 58.

5 de febrero de 2000. Ataque y bloqueo vía- Bogotá- Villavicencio.Efectuado por la cuadrilla 53 de las Farc.

14 de febrero de 2000. Ataque contra el municipio de El Castillo (Meta). Efectuado por la cuadrilla 26 de las Farc.

FOTO Desde el área de distensión, los guerrilleros de las Farc observan nuevas zonas de influencia, de acuerdo con un informe que los militares le entregarán esta semana al presidente Pastrana.

William Fernando Martínez/EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.