PALESTINOS TIENEN DERECHO A PATRIA

PALESTINOS TIENEN DERECHO A PATRIA

La ciudad que según la Biblia vio nacer a Jesús fue escenario ayer de una significativa declaración de apoyo a la idea de una patria palestina por parte del Papa Juan Pablo II. (VER AGENDA DEL PAPA)

23 de marzo 2000 , 12:00 a.m.

A pesar de la insistencia del Vaticano en que la peregrinación a Tierra Santa es eminentemente espiritual, el Papa se salió ayer del libreto para realizar una serie de gestos que fueron interpretados por la prensa internacional como claras señales de respaldo al nacimiento de un Estado palestino independiente de Israel.

El primero de ellos se produjo en el inicio mismo de la visita a Belén. Apenas el Sumo Pontífice descendió del helicóptero que lo transportó desde Jerusalén, dos niños palestinos le acercaron una vasija con tierra del lugar, que el Papa besó de inmediato. Un gesto diplomáticamente delicado, pues el máximo jerarca de la Iglesia Católica sólo hace esto cuando visita Estados reconocidos internacionalmente.

Diplomacia El portavoz vaticano, Joaquín Navarro Valls, se vio obligado a explicar que el gesto no podía ser interpretado como un reconocimiento de un Estado palestino independiente. Y para ello argumentó: Cómo no iba el Papa a besar la tierra en la que nació Jesús? .

Pero ese era sólo el comienzo. Durante la recepción oficial ofrecida al Papa por el presidente de la Autoridad Palestina, Yasser Arafat, en su recién inaugurado Palacio de Belén, el Papa dijo: la Santa Sede siempre ha reconocido el derecho natural de los palestinos a una patria, a vivir en paz y tranquilidad junto a los otros pueblos de la región .

Nadie puede ignorar cuánto ha tenido que sufrir el pueblo palestino en las recientes décadas (...) vuestro tormento se halla ante los ojos del mundo desde hace demasiado tiempo (...) y sólo con una paz justa y duradera, no impuesta, sino garantizada a través de negociaciones, quedarán satisfechas las legítimas aspiraciones palestinas , añadió.

Para remate, y en pleno júbilo de sus anfitriones, que lo aplaudieron efusivamente, afirmó: hemos proclamado repetidamente, que el lamentable conflicto en la Tierra Santa no llegará a su fin, sin garantías estables para el derecho de los pueblos involucrados sobre la base del Derecho internacional y las resoluciones y declaraciones relevantes de las Naciones Unidas , la mayoría de las cuales favorecen a los palestinos.

Tras la ceremonia de bienvenida, el Pontífice ofició una misa en la Plaza del Pesebre y luego pasó varios minutos orando en silencio ante el lugar donde se cree que nació Jesús, en una gruta bajo la adyacente Iglesia de la Natividad.

Luego se dirigió al cercano campamento de refugiados de Deheishe, alberga a 9.600 personas y es considerado símbolo de los sufrimientos palestinos.

Haciendo historia En Deheishe, la sensación era que se estaba haciendo historia. Una multitud colmó las calles del campamento, agolpándose incluso sobre los techos. Jóvenes y niños con banderas de la OLP y el Vaticano y vistiendo camisas con las fotos del Papa y Arafat, aguardaban la llegada del huésped. La multitud estalló en aplausos y vítores, cuando el Papamóvil hizo su entrada, mientras el Sumo Pontífice saludaba a través del vidrio blindado.

Allí el Papa expresó su identificación con el sufrimiento de los refugiados, pero contrariamente a lo esperado por sus anfitriones, no se pronunció expresamente en favor del derecho de retorno de los refugiados a sus hogares originales, ubicados en lo que hoy es el Estado de Israel.

En la ceremonia de despedida, Arafat colocó al cuello del Papa una medalla conmemorativa de Belén 2000 , declarando luego: mi sueño es estar junto al Papa, muy pronto, en Jerusalén oriental, como capital del Estado palestino independiente .

El pueblo palestino está en mis oraciones a quien tiene en sus manos el destino del mundo , respondió el sucesor de San Pedro, quien también elevó una plegaria para que el Dios más supremo ilumine, apoye y guíe a todo el pueblo palestino en el camino hacia la paz .

PAPALES NO HAY NADA nuevo en las palabras del Papa respecto a Palestina , dijo el ministro israelí para la seguridad interna Shlomo Ben Ami. Si me permiten recordarles, en 1977 el presidente estadounidense, Jimmy Carter, utilizó ya la expresión patria para hablar de los derechos de los palestinos , aseguró. De esta manera, Israel intenta bajarle el perfil a las palabras del Pontífice.

VIOLENTOS enfrentamientos estallaron en la tarde de ayer entre policías palestinos y residentes del campamento de refugiados de Dheicheh, cerca de Belén, justo después de la visita del Papa. Según los testimonios de residentes, los choques estallaron tras la tentativa de arrestar a un hombre que portaba el retrato del dirigente, George Habache, jefe del Frente Popular de Liberación de Palestina (FPLP), movimiento opuesto al presidente palestino Yasser Arafat.

ESTADOS UNIDOS aprueba totalmente el mensaje de reconciliación brindado por el papa Juan Pablo II en su visita a Israel y los territorios palestinos autónomos, indicó ayer el portavoz del departamento de Estado James Rubin.

LA POLICIA israelí detuvo a un judío ultraortodoxo por pronunciar una maldición mortal contra el Papa. El acusado, Meir Baranes, y un pequeño grupo de judíos ultraortodoxos colocaron la maldición contra el Papa en un rito nocturno en un cementerio. La ceremonia recordó las maldiciones rabínicas contra el primer ministro Yitzhak Rabin antes de su asesinato por un judío derechista en 1995.

FOTO: YASSER ARAFAT no puede ocultar su alegría por las palabras de apoyo papal al principal sueño de su pueblo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.