SEÑALES CONTRADICTORIAS

SEÑALES CONTRADICTORIAS

En el mundo empresarial hay buenas noticias y malas noticias. Las positivas son la disminución en el nivel de inventarios, el aumento en la utilización de la capacidad instalada, el mayor consumo de energía y el crecimiento en la producción y las ventas registrado en enero. Las noticias negativas son el empeoramiento del clima de confianza por el deterioro de la seguridad y la incertidumbre por los cambios en las reglas del juego en materia tributaria y laboral.

17 de marzo 2000 , 12:00 a.m.

Si bien es cierto que aún no se puede hablar de una reactivación en firme sostenida, generalizada y robusta es evidente que comienzan a verse algunos repuntes o al menos descensos a ritmos menores. También es verdad que muchas empresas están desempolvando sus proyectos de inversión, de lanzamiento de nuevos productos, de conquista de mercados externos. Se está extendiendo entre los empresarios la sensación de que lo peor ya pasó y que sin hacerse grandes ilusiones tiempos mejores nos esperan en el frente económico.

Pero si en el horizonte de los negocios comienza a perder intensidad la tormenta y a despuntar uno que otro rayo de sol, en el delicado campo del orden público el pronóstico del clima es muy desalentador. Nunca antes habíamos percibido una preocupación tan intensa de los empresarios sobre su seguridad. Nunca antes habíamos escuchado a tanta gente del mundo de los negocios plantear abiertamente la posibilidad de engrosar las filas del éxodo. La avalancha de secuestros, amenazas, paros violentos, pescas milagrosas y delitos comunes está causando grave mella en la actitud emprendedora.

Así pues, el panorama presenta señales contradictorias. Infortunadamente lo negativo muy negro y creciendo está opacando lo positivo incipiente y frágil. Parecería que la recuperación económica está ahora más en manos del Consejero para la Paz y/o el Ministro de Defensa que en cabeza del Ministro de Hacienda y el Emisor. Y a pesar de que la mayor parte de los empresarios está de acuerdo con el proceso de paz y admiran el tesón del presidente Pastrana que ha logrado avances importantes las esperanzas comienzan a desfallecer en medio del alud de violencia.

Mucho tememos que si no hay hechos concretos de paz que devuelvan algo de tranquilidad a la comunidad empresarial en los próximos meses, el crecimiento económico no despegará.

***** Todos los antis llevan muchos menudos vicios consigo. No hay que antiser nada .

Benjamín Jarnes

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.