ESCULCANDO EL BOLSO

ESCULCANDO EL BOLSO

Para la mayoría de los hombres la cartera de las mujeres representa uno de los principales misterios femeninos. Aunque la ven todo el día en el carro, entre el armario o sobre una silla su contenido siempre es una incógnita y un motivo de interrogante: qué tanto guardarán allí?

25 de marzo 2000 , 12:00 a.m.

En cambio para las mujeres la cartera es como una amiga que las acompaña a todas partes, les guarda lo indispensable (y uno que otro secreto), les permite llevar todo lo que necesitan y, además, les da un toque distintivo con cada una de sus pintas.

Pero la cartera, como las demás prendas, ha tenido sus buenas y sus malas épocas en la historia de la moda. Después de años de pasar prácticamente inadvertida, el final del año pasado y sobre todo el comienzo de este 2000 la presenta como protagonista importante de la moda y como el accesorio más importante de la temporada.

Ya no son el negro, el café y el azul oscuro los colores predominantes. Ya no es el cuero el material exclusivo, ni son los herrajes el mejor adorno para ellas.

Los materiales sintéticos vienen en furor desde hace meses, la lona ha tomado un nuevo respiro, el velcro y los cordones han llegado para remplazar a las cremalleras, los tamaños de los bolsos son diferentes y dependen de la ocasión, y materiales como el bluyín y el croché están de última moda.

Pero tal vez la característica más importante de los bolsos en estos momentos es que han dejado de ser un accesorio independiente que se colgaba en el hombro y se han incorporado a la ropa y casi que al cuerpo de quien los luce.

El concepto se conoce con el nombre de manos libres y apareció en las pasarelas del mundo a mediados del año pasado. Su éxito ha sido tal que meses después sigue imperando entre mujeres e incluso algunos hombres que apenas descubrieron los cómodo que era llevar un bolso sin cargarlo, no han querido soltarlo.

Por eso la moda de los morrales manos libres o de las pequeñas carteras (tipo canguro) que se anudan a la cintura se ha mantenido, mostrando algunas variaciones como los bolsos de forma cuadrada y largas tiras delgadas que se pueden colgar a través del cuerpo y que son lo último en cuanto a manos libres.

Ahora los bolsos van en colores que combinan o contrastan con la pinta (depende del gusto de quien los use) y más que un objeto que toca llevar para tener donde echar el celular, las llaves y el labial, se han convertido en parte indispensable del vestuario al punto que muchas vestimentas pierden su toque cuando el bolso debe ser dejado de lado.

El accesorio de moda * Conviene tener más de un bolso para ir a estudiar o al trabajo pues el uso diario lo desgasta rápidamente y hace que la inversión en uno nuevo sea casi segura.

* Si puede tener por lo menos dos carteras, decídase por una clásico y una más descomplicada y procure que sus colores sean totalmente diferentes. Una clara y una oscura, por ejemplo.

* Como en la ropa, el color negro tampoco pasa de moda. Así que si tiene que elegir una única cartera cómprela de ese tono y en un estilo clásico que le sirva en cualquier ocasión.

* Si sus posibilidades económicas son más amplias, decídase por los morrales o carteras en colores ácidos que pueden combinar con el de su camisa, chaqueta, falda o pantalón. Lo malo de estos tonos, es que no salen con todo y su uso repetido es demasiado notorio.

* Si usted no es muy cuidadoso con sus cosas, olvídese de los bolsos de materiales delicados y váyase por la lona que resiste el suelo, el mugre, el agua y, en general, el trato duro.

* A la hora de comprar su cartera piense en su tamaño. Si usted no es muy alto, ni se le ocurra irse por una cartera o morral demasiado grande, y viceversa.

* Los bolsos llenos de bolsillos son la mejor alternativa, pues se puede poner cada cosa en su sitio: el celular, la agenda y los cuadernos.

* Los bolsos pequeños tejidos en croché o tipo hindú están de última moda. Los hay de diversas clases y precios y son los preferidos por las más jóvenes.

Para su cartera La última moda en bolsos y morrales no solo tiene que ver con ellos sino con las cosas que se pueden llevar en su interior. Enseguida un ejemplo: * Así se llevan ahora los celulares * Para que no se le pierdan las llaves * Una manera moderna de guardar el maquillaje * Los esferos le durarán más si los lleva así * El bolso ideal para el gimnasio Fotos: cortesía Kipling.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.