HISTORIA DE AMORES Y ODIOS

HISTORIA DE AMORES Y ODIOS

Traumática ha sido el nacimiento del acueducto por gravedad para la ciudad de Villavicencio. Aparte de la naturaleza, que en continuas ocasiones ha destrozado la línea de conducción, el pleito con Sepúlveda Lozano ha llevado al municipio a pagar una millonaria indemnización.

24 de marzo 2000 , 12:00 a.m.

El 7 de octubre de 1994 se firma el contrato con la empresa Sepúlveda Lozano Cía. Ltda. para la construcción de la línea de conducción desde quebrada La Honda hasta la planta de tratamiento La Esmeralda y se fijó un plazo de 240 días para su terminación.

Para el 30 de noviembre de 1995 se presentó el primero tropiezo: el alcalde Juan de Dios Bermúdez prorrogó la terminación y puesta en funcionamiento de la obra para el 30 de marzo de 1996.

Argumentando incumplimiento de los contratistas, el alcalde de Villavicencio, Juan de Dios Bermúdez, declaró la caducidad del contrato con la firma Sepúlveda Lozano, el 22 de marzo 1996.

El 9 de mayo siguiente se confirma la medida y para el 27 de junio se declara la liquidación del contrato de manera unilateral con la firma Sepúlveda Lozano Cía Ltda.

Pero continuaban los problemas jurídicos, el 24 de noviembre de 1997 La firma Sepúlveda Lozano Cía. Ltda. demandó ante la Cámara de Comercio de Bogotá el no cumplimiento de obligaciones en la liquidación del contrato por parte del municipio de Villavicencio.

Después de casi dos años, el 4 de noviembre de 1999, el tribunal de arbitramento de la Cámara de Comercio de Bogotá falla a favor de Sepúlveda Lozano y obliga a pagar al municipio la suma de 12.348 millones de pesos.

Ocho días después, el municipio interpuso recurso de aclaración ante el tribunal de arbitramento con el fin de disminuir el monto a pagar a Sepúlveda Lozano.

El 18 de noviembre, el tribunal de arbitramento falla a favor de Sepúlveda Lozano y no acepta las demandas del municipio. La alcaldía de Villavicencio interpone recurso de anulación ante el Consejo de Estado.

Para el 11 de Febrero del año 2000, el municipio de Villavicencio y la firma Sepúlveda Lozano aceptan renegociar el precio a pagar por parte del primero.

Finalmente, el 21 de marzo, las partes llegan a un acuerdo y el municipio se compromete a pagarle a Sepúlveda Lozano la suma de 9.383 millones de pesos en un plazo de tres años.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.