OSTRICH DE COLOMBIA LTDA., NEGOCIO DE ALTO VUELO

OSTRICH DE COLOMBIA LTDA., NEGOCIO DE ALTO VUELO

Una tarde en que Favio Medina, Calderón, Jaime Alberto Acosta Martínez, Carlos Fernando Cuéllar, Germán Alberto Camargo, se encontraban reunidos hablando de la vida, llegó Alejandro Mahecha Villalobos con una propuesta loca que inicialmente solo les arrancó unas cuantas carcajadas.

08 de marzo 2000 , 12:00 a.m.

Montar una granja de avestruces y luego vender su carne a mercados internacionales. Así, ni más ni menos. Favio, un microbiólogo de la Universidad de Pamplona, Jaime Alberto, estudiante de ingeniería Industrial de Coruniversitaria, José Alejandro, ingeniero industrial, Carlos y Germán, dejaron a un lado los temores, las risas por la idea tan descabellada y le metieron mano al proyecto.

Lo primero fue informarse mucho más de lo que ya estaban sobre el negocio de las avestruces, su producción, reproducción, sacrifico y comercialización. Echaron mano de la mejor herramienta con la que cuentan ahora los jóvenes, el Internet y se asesoraron con el Carse, más exactamente con su director, Jorge Enrique Arbeláez.

Las posibilidades eran incontables. Así que dieron el segundo paso y uno de los más importantes, crear su propia empresa. La llamaron Ostrich de Colombia Ltda, registrada y oficializada. Luego vino la consecución del lote, el cual está ubicado en Payandé. Ahora están enfrentándose al reto de conseguir la licencia ambiental, para que su sueño de criar avestruces, y vender su carne se haga realidad.

Los mercados de España, Alemania y Suecia, se desviven por la carne de avestruz, así que su comercio está asegurado. Lo está pro que la carne de avestruz tiene bajo contenido de colesterol, baja en calorías, está indicada para el tratamiento de la artritis y el reumatismo, y en pocas palabras es la carne dietética por excelencia. Del avestruz son aprovechables todas las partes de su cuerpo, hasta las plumas. Ellos, sin embargo, dado el costo de la inversión han dividido el proyecto en ciclos, para que a la vuelta de cinco años, se pueda hablar de crianza, reproducción y sacrificio de los animales.

Hoy en día, estos profesionales tolimenses hacen parte del proyecto Jóvenes emprendedores y exportadores, del gobierno nacional y ven al Carse como una oportunidad en medio de la crisis y un jalonador de nuevas empresas.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.