CHIBCHOMBIANO FELIZ

CHIBCHOMBIANO FELIZ

Qué bueno recibir mensajes optimistas y decentes, que son mayoría, en medio del oscuro panorama, contrario a los insultos y bravuconadas que no merecen gastarles ni un renglón.

24 de marzo 2000 , 12:00 a.m.

Unos amigos radicados en Europa proyectan regresar al país. Cuentan que les hace falta la tierrita y que los europeos se asombran de que en semejante conflicto parezcamos felices y c... de la risa. Sus amigos de allá, que saben que este es un país extraordinario y que les fascina su comida y paisajes, no lo recomiendan por peligroso.

Mientras que Julio Moreno, un compatriota radicado en Estados Unidos, es feliz contando cómo se siente chévere de ser colombiano, en un mensaje que a continuación resumo: Cada vez que menciono que soy colombiano, los ojos de los presentes se soplan como sapo en platanera y me miran con sospecha. En el aeropuerto me revisan hasta el cansancio mis maletas y me decomisan los encargos de la abuela.

Me preguntan si es verdad que en los solares de las casas hay sembrados de amapola y marihuana. Al principio me daba mucha rabia, pero ahora pienso en sus problemas.

Si son gringos, no les pregunto por el alcalde de Washington, Marion Barry, encontrado por agentes del FBI periquiando; ni por el coronel North que canjeaba cocaína por armas para los contras.

Si son brasileños, no les hablo del sida ni me refiero a su torcida do cruceiros. Si son argentinos, che! no les comento los rollos de Menem y Maradona. Chico! si son cubanos, evito el tema Castro, cosa más grande caballero! Si son mexicanos, mande?, no les platico de Carlos Asaltinas de Gastari. Si son panameños, no les recuerdo las payasadas del general Noriega y su machete. Gutten Morgan mei her! Si son alemanes, me cuido de no mencionarles al bárbaro Hitler. Bueno, en toda parte se cuecen habas.

En cambio, les enumero las cosas bellas de mi país, sus riquezas naturales y la calidad de sus habitantes. Creen que exagero cuando les cuento que en Colombia existen más mujeres hermosas por kilómetro cuadrado que en el resto del planeta.

Así se olvidan por un instante de corruptos, narcos, paras, guerrillos, del terrorismo y las matanzas. Por un momento piensan en su gente buena y capaz, en que todavía hay galanes que envían flores a sus enamoradas y que lo que pasa en Colombia es un momento crítico, pero pasajero

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.