EN SINTONÍA CON EL MICRÓFONO

EN SINTONÍA CON EL MICRÓFONO

Cada mañana, miles de personas se despiertan con el registro de las noticias más importantes de la región, transmitidas a través de las emisoras locales. Y las noticias se identifican con las voces de los locutores que se encargan de su lectura, algunos apenas comenzando, otros con una amplia trayectoria.

24 de marzo 2000 , 12:00 a.m.

Manuel Buenaventura, por ejemplo, lleva cerca de 40 años en este oficio. Su carrera se inició en una emisora de Ibagué denominada La voz del nevado , del Radiosistema Tricolor de Colombia, cadena radial de esa época que posteriormente fue absorbida por Super.

Allí llegó después de que el gerente de la estación escuchó la narración que hiciera de un partido de barrio a través de los parlantes de la parroquia, y lo invitó a vincularse a su emisora. Comenzó a hacer turnos de noche con Jorge Barón, quien también se iniciaba en los medios por aquella época.

En su trayectoria por todo el Tolima una circunstancia se convirtió en el común denominador: varias de las emisoras en las que trabajó, fueron compradas por el senador Jaime Pava Navarro. Ya no parecía coincidencia: adonde llegaba don Manuel poco después aparecía el senador a comprar la emisora.

En 1975 llegó a Villavicencio a dirigir el Noticiero del Llano. Pero se ausentó por dos años, período en el cual estuvo dirigiendo una emisora en Arauca. En 1980 regresó y desde entonces ha permanecido en la capital metense hasta su jubilación, el año pasado.

Aunque muchas de las anécdotas que se le atribuyen en realidad no le ocurrieron a don Manuel, la que sí recuerda mucho fue el chasco que tuvo al momento de leer el mensaje urgente para el Llano , tradicional espacio de la Voz del Llano que se utiliza para hacer llamados a las personas que habitan lugares apartados.

Como no había ningún mensaje para leer, decidió, con la habilidad de locutor experimentado, improvisar un mensaje ficticio. Atención, se le avisa a don Pachito González en el Filo del indio, Casanare, que puede venir a la notaría a firmar la escritura leyó al aire.

Pero para sorpresa suya, el personaje inventado sí existía en la vida real, pues a los pocos días llegó un señor a la recepción de la emisora a decir que venía de la notaría y que allí no había ninguna escritura para firmar.

Para Alirio Rada Carrillo, la voz que identifica al Noticiero del Llano, la fiebre del micrófono empezó hace 30 años, en Tocaima (Cundinamarca) en la emisora Radio Cundinamarca, donde hacía las veces de relojero , es decir, era el encargado de dar la hora.

Como todos los fanáticos del micrófono, al principio fue todero . La primera noticia la leyó en Villavicencio, cuatro años después de haber iniciado su trabajo al frente del micrófono. En el Noticiero del Llano inició labores en 1974, siendo director Luis Enrique el pollo Medina. En esta época, combinaba la lectura de noticias con la locución comercial, pero desde 1983 se dedicó exclusivamente a las noticias.

La historia de Lucila Gómez Torres, representante de la generación más joven, es diferente a la de estos veteranos, ya que fue la casualidad y no la fiebre del micrófono la que la llevó a ejercer este oficio. Siendo secretaria de La voz de los centauros , empezó grabando cuñas y posteriormente anunciando la hora en un noticiero local.

En este noticiero tuvo la oportunidad de iniciar la lectura de noticias, un día que el director tuvo que ausentarse. Desde entonces ha seguido vinculada a los medios y actualmente adelanta estudios de comunicación social, aunque afirma que seguirá ejerciendo la locución.

Lucila considera que el estilo de los jóvenes es más fresco, pero les recomienda tener mucha seriedad y responsabilidad, ya que en ocasiones se pasan de irreverentes .

Celebración en Casanare La Asociación de Locutores de Casanare celebra hoy su día clásico con un acto litúrgico y protocolario en el Club Casanare, en el cuál serán homenajeados dos veteranos del oficio de los micrófonos: Miguel F, como se le conoce en el medio, se levanta a las 2:30 de la mañana a cumplir la cita con los campesinos de la región casanareña, a quienes a través de su programa musical envía mensajes motivándolos a continuar con su noble labor. Ernesto ha fundado emisoras en varios municipios del Meta y Casanare. Actualmente es el gerente de la estación de Tauramena.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.