EL PROCESO OCHO MIL MILLONES

EL PROCESO OCHO MIL MILLONES

En algunos hospitales al borde del cierre, con enfermos también al borde del cierre pero del ojo, por falta de medicamentos , a veces no se pueden tomar radiografías porque se dañó la cámara. Mientras se pasan angustias, nuestros honorables representantes se tiran ocho mil millones de pesos!, porque también se dañó la Cámara . Es decir, se corrompió la Cámara. En los centros médicos no hay ni vendas, pero en el Congreso sí hay prebendas. Bonito así.

25 de marzo 2000 , 12:00 a.m.

Mientras a miles de colombianos las inundaciones los dejaron sin techo Dios permita que hayan salvado la cédula porque se vienen las elecciones , mandaron impermeabilizar la terraza del Capitolio por segunda vez en dos años, por la bicoca de 160 millones. Debió quedar divina, con neme salpicado de oro. O salpicado de algo, porque allí casi todo anda salpicado. Eso es más que justo. Cómo se les van a mojar los papeles a los representantes? Allí lo único que se puede humedecer de emoción, claro son los ojos de contratantes, contratistas y sus superiores.

Miles de colombianos no tienen los servicios públicos básicos. Pero es más que necesario que la Cámara, a la cabeza de la cual está el señor Armando Pomárico, mande hacer unos baños de 92 millones de pesos, porque los contratos por almuerzos y comidas indican que los parlamentarios se la pasan pujando por la patria. Y sus delicadas posaderas no pueden descansar en un bizcocho burdo. Además de finos, deben ser muy amplios, para que no se les ensucie el rabo de paja.

Miles de colombianos no han podido mandar cementar su casita en la zona cafetera aún están en tierra negra , pero en el recinto sagrado y desangrado del Capitolio se cambia de alfombras como algunos se cambian de partido. Era necesario. Qué tal que haya que poner algunas renuncias sobre el tapete, o que rueden cabezas? O cómo van nuestros legisladores a tirarse los Gucci en un piso duro, más propio para bota pantanera? Ni que faltara la plata. Y cómo criticar que, aparte de lavarse las manos, se lave con chorros de dinero la fachada no la desfachatez del Capitolio? Hay que dar la imagen de una cara limpia, así el alma esté podrida.

Por otra parte, las nóminas paralelas son un esfuerzo por combatir el desempleo. Los amigos de los amigos de otros amigos tienen derecho a ganarse 10, 15, 20 milloncejos, cada dos o tres meses, por asesorías al asesor del asesor. Y esos asesores deben tener mensajero con mensajero, todos ellos ( aló, mamá? ) con celular y conductor. Eso es hacer patria. Y hacer plata.

Y las llamadas a líneas calientes, pagadas por los fríos contribuyentes? Este es un derecho de cada congresista. Ellos no solo deben escuchar debates jartos sobre aspectos sociales sino dulces voces sobre aspectos sexuales. Así, por lo menos, tienen la mano caliente para dar el pupitrazo y aprobar proyectos de envergadura, como la reforma tributaria, en que nos clavan más impuestos.

Viene el proceso 8 mil millones. Vamos a ver el reto de los que no quieren cargar con la imagen de corrupción. Tanta gente con hambre, sin escuelas, sin salud, sin trabajo, vaciada, y la clase política viciada. Señores gastamentarios: pueden lavar la fachada, hacerse impermeabilizar contra la justicia, pero la conciencia? Esa les pesará hasta que Dios los llame a plenarias

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.