LLEGÓ LA HORA CERO DEL PETRÓLEO

LLEGÓ LA HORA CERO DEL PETRÓLEO

Hace un año y cuatro días, los países miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) aprobaron una disminución de la producción global para limitar la oferta y subir los precios del crudo.

26 de marzo 2000 , 12:00 a.m.

Pocos días después, cuatro grandes productores: México, Omán, Noruega y Rusia, que no hacen parte de la organización, decidieron unirse al plan.

Y todo les dio resultado: la retención superó los 2 millones de barriles por día, las reservas mundiales de crudo se encuentran en su nivel más bajo desde hace 20 años y los precios se triplicaron de 10 dólares por barril a comienzos del año pasado saltaron a cerca de 30 hoy en día .

Mañana, la Opep se reúne en Viena (Austria) para decidir si incrementa la producción o mantiene los recortes. Una decisión de incrementar las exportaciones seguramente resultará en una caída inmediata del precio.

Para Colombia, la decisión que se tome será importante, ya que el país ha sido uno de los grandes beneficiados con el pacto de la Opep. Esto porque, como no es uno de los grandes productores, no tiene que retener sus exportaciones. Pero puede vender el crudo a precios más altos.

De hecho, las exportaciones de Colombia llegaron al récord histórico de 3.200 millones de dólares durante 1999.

Pase lo que pase, Colombia superará los 4.000 millones de dólares en exportaciones de crudo este año, que es una cifra muy favorable, dijo Alberto Calderón, presidente de Ecopetrol.

Pero si se mantiene el acuerdo, un precio cercano a los 30 dólares por barril le podría representar al país ventas al exterior de crudo por 5.000 millones de dólares, dijo Calderón.

Es decir, la decisión de mañana puede significar que el país exporte más o menos 1.000 millones de dólares este año. Una cifra importante si se tiene en cuenta que todas las exportaciones del país sumaron 11.500 millones de dólares el año pasado.

Pero es difícil prever lo que pasará en Viena hoy. Por un lado, Arabia Saudita el mayor exportador del mundo , Kuwait y Emiratos Arabes Unidos han dicho que quieren que se incremente de nuevo la producción, aunque parece haber discrepancias sobre la cantidad.

Y por otro lado están Argelia, Irak y Libia, que se oponen a un incremento de la producción de petróleo y esperan mantener el nivel actual de precios. Irán, otro gran productor, no ha sido claro, aunque inicialmente dijo que se oponía al incremento de la oferta.

Según Calderón, lo más probable es que acuerden aumentar la producción en 1,5 millones de barriles por día.

Aunque parezca ilógico que algún país quiera incrementar la producción y bajar los precios, la razón principal por la que votan en favor del aumento de los precios es la de mantener una buena participación en el mercado.

Si los precios suben demasiado, otros países con industrias petroleras menos competitivas que las de los miembros de la Opep pueden explorar y producir más petróleo y participar en el negocio gracias a la mayor rentabilidad. En últimas, esto significa quitarles participación a los miembros de la Opep.

Además, está la presión estadounidense para que se incremente la producción y bajen los precios.

De hecho, la Cámara de Representantes de Estados Unidos ya aprobó un proyecto de ley que faculta al presidente Bill Clinton para suspender toda asistencia económica y la venta de armas a los países productores de petróleo si no deciden incrementar la producción.

Y el secretario de Energía de ese país, Bill Richardson, ha dicho repetidamente que un incremento de la cuota de producción sería bueno para todos los países porque el encarecimiento de los combustibles merma el crecimiento económico de los países, lo que significa menos demanda de crudo y menos exportaciones.

Otra forma de bajar los precios Estados Unidos espera el resultado de la reunión para decidir si liberará sus reservas estratégicas de petróleo para aumentar la oferta y bajar los precios.

Las reservas estratégicas, que ese país guarda para situaciones de emergencia, llegan a unos 560 millones de barriles.

Bill Richardson, secretario de Energía estadounidense, dijo que si la decisión que tome la Opep no es buena para los países consumidores, estudiará varias opciones que tiene para bajar los precios.

Richardson precisó que estas opciones incluyen usar las reservas estratégicas de petróleo para incrementar la oferta.

Estados Unidos busca un incremento de la producción de dos millones de barriles por día para bajar los precios y reabastecer los inventarios de crudo y gasolina. Lo más probable es que la Organización incremente la producción entre 500.000 y 1,5 millones de barriles por día.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.