MINGA PARA REACTIVAR EL AGRO

MINGA PARA REACTIVAR EL AGRO

Banco Agrario Socio Financiero Juan B. Pérez Presidente del Banco Agrario El Firan es un verdadero ejemplo para el país y debe ser imitado en muchos municipios colombianos , Así piensa Juan B. Pérez, presidente del Banco Agrario, entidad que junto a Finagro se convirtieron en los padrinos financieros de modelo agrícola de Natagaima.

22 de marzo 2000 , 12:00 a.m.

La tarea que adelanta el alcalde de Natagaima es admirable porque con ese trabajo se está contribuyendo en forma concreta a la reactivación del agro generando empleo .

Por eso el Banco Agrario le ofreció respaldo financiero al proyecto. Respaldo que se concreta con la aprobación de 1300 millones de pesos que se le entregaron al fondo la semana pasada.

Hay un interés del Banco Agrario de financiar la cosecha de algodón del interior del país. Hasta el momento hemos aprobado cerca de 6800 millones de pesos, pero podemos aprobar más.

En la costa Atlántica nuestro modelo financiero que fue perfeccionado por Finagro y el Ministerio de Agricultura, ha sido exitoso y ahora queremos repetirlo en el interior.

Esperamos que los algodoneros y los arroceros nos utilicen. Por ejemplo el año pasado los arroceros utilizaron recursos de Finagro por 49 mil millones. Estamos en capacidad de ofrecer mejores condiciones en materia de tasas. Además podemos asegurar un trámite rápido en los créditos.

El mensaje para los agricultores de todo el país es que se acerquen a las oficinas del Banco Agrario donde les aseguro que lograrán tasas mucho más bajas que las que se consiguen en el resto del mercado financiero.

Qué es la agricultura por contrato? Jorge Vargas Ingeniero agrónomo Asesor de Finagro para Tolima, Huila y Caquetá De acuerdo con el ingeniero agrónomo y asesor de Finagro, Jorge Vargas, la agricultura por contrato es una propuesta que le hace esta entidad al país para atender la problemática que se presenta en el campo.

Para hacer agricultura por contrato se necesita estar asociado a través de una junta de acción comunal, de un municipio, asociación y hacer una identificación de posibilidades de producción.

Pero cómo se llega al crédito Finagro?. Cuando se ha determinado qué se va producir, quien lo compra , a cómo lo paga y cuando lo paga, se procede a desarrollar el presupuesto del proyecto productivo y su flujo de caja para el desarrollo.

Así se establece cuánto dinero necesita el proyecto de acuerdo con el área a sembrar.

Como se tiene un producto, el comprador tiene que garantizar la compra a través de un contrato de compra a futuro registrado en la Bolsa. Finagro a través de un fondo de garantías hace de fiador del 80 por ciento del crédito. El 20 por ciento que queda descubierto más los intereses del crédito se aseguran con el contrato a futuro. Hecho que para el caso de Natagaima se acaba de presentar con la firma de un contrato en el que Fibratolima y Diagonal le compran la cosecha de algodón al Fondo Reactivación del municipio.

Con esas dos garantías el Banco Agrario o cualquier banco que tenga acceso a los redescuentos de la línea Finagro, tramita el crédito y con algunos requisitos que cada Banco pone se desembolsan los recursos.

La tasa de interés se pacta con el Banco y no puede ser mayor al DTF, más ocho puntos trimestre anticipado para grandes productores y al DTF menos dos para los pequeños.

Esos dineros que se llevan para la agricultura por contrato son de Finagro y están a disposición, lo mismo que el capital del Fondo de Garantías para respaldar la operación.

Todo este crédito tiene que estar soportado por una tecnología moderna y una asistencia técnica y seguimiento. Sin lo anterior el proyecto no se acepta.

Finagro tiene un asesor en cada zona del país que atiende y asesora estos proyectos. Y es obligación de estos asesores apoyar a la gente en estos procesos.

El modelo de Natagaima es una idea muy innovadora desarrollada por un alcalde tolimense. Su ejemplo nos abrió una trocha para conocer cómo solucionar el problema agropecuario a nivel de entes territoriales.

El esquema de Natagaima es un modelo abierto que se le puede enseñar y replicar en otros municipios. Está demostrando que genera empleo y ahora con el apoyo del Banco Agrario y Finagro se convertirá en alternativa para la gente que no tiene recursos .

Desarrollar un proceso de producción comunitario era un sueño que hoy se hizo realidad en el Tolima. Finagro seguirá comprometido con estos proyectos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.