AGRICULTURA POR CONTRATO SALVÓ AL AGRO EN NATAGAIMA

AGRICULTURA POR CONTRATO SALVÓ AL AGRO EN NATAGAIMA

La agricultura por contrato es como un milagro que salvó a Natagaima . Con estas palabras el director de la Umata de este municipio Jorge Gordillo, sintetiza lo ocurrido en esta población con el nuevo modelo de la agricultura por contrato que impulsa Finagro.

22 de marzo 2000 , 12:00 a.m.

Y es que a finales de 1997 nadie daba un peso por la reactivación del agro en Natagaima. La apertura y dos años consecutivos de sequía acabaron con la producción agrícola del municipio que a finales de la década de los años 80 llegó a sembrar ocho mil hectáreas de algodón.

Pero gracias a la agricultura por contrato que la alcaldía de Natagaima implementó a través del Fondo de Inversión y Reactivación Agrícola, Firan, en menos de un año el área sembrada de algodón y maíz se recuperaron.

De las 200 hectáreas de algodón que se cultivaron en 1998, rápidamente se pasó a 800 hectáreas en 1999 que terminaron en las bodegas de la empresa textilera Fibratolima. Es más, durante el primer trimestre de este año esta cifra se duplicará pues la meta es sembrar 2.000 hectáreas de la fibra.

Algo similar ocurrió con el maíz que en 1998 prácticamente desapareció del municipio, pero que un contrato firmado con Promasa permitió que el año pasado se sembraran 1000 hectáreas del grano y se beneficiarán 500 familias campesinas e indígenas.

El experimento también demostró que si se coordina el trabajo en forma colectiva y se logra el compromiso de los pequeños agricultores, se puede mejorar la rentabilidad y la productividad de sus parcelas y productos.

Así como obtener créditos y acceder a la asesoría y programas de las entidades del Estado dedicadas al campo como Finagro, el Banco Agrario, Corpoica, Ica y la secretaría de Agricultura del Tolima.

Cómo nace la idea? Las condiciones socio económicas de Natagaima que se presentaron cuando las áreas de siembra fueron reducidas como consecuencia de la caída de los precios internacionales del algodón llevaron a la región a un estado de pobreza que se reflejó en los diferentes brotes de violencia. Incluso se presentaron bloqueos frecuentes en la carretera entre Bogotá y Neiva. También se disparó la migración del campo a la ciudad especialmente de gente joven que desplazó a municipios como Bogotá, Cali, Ibagué y otras regiones agrícolas como el Caquetá.

En estas circunstancias los natagaimunos eligieron al alcalde Juan Manuel Rojas Rojas, ingeniero mecánico de profesión y agricultor de vocación como sus paisanos.

Con el propósito de reactivar el agro, Rojas integró a la Umata un equipo de ingenieros agrónomos encabezados por Jorge Gordillo y presentaron al Concejo Municipal un proyecto de acuerdo para la creación del Fondo Municipal de Inversión y Reactivación de Natagaima, Firan.

El planteamiento del alcalde era claro. Tenían cuatro insumos agrícolas como las tierras, sol en abundancia, agua, pero sobre todo una mano de obra ociosa con profunda vocación agrícola Faltaba tomar una decisión sobre cuál producto se sembraría y las oportunidades de mercado que existían. También se necesitaba quien comprara la cosecha y el capital para empezar.

Inicialmente el Fondo de Reactivación se constituyó con escasos 60 millones de pesos que aportó la alcaldía de Natagaima y la Gobernación del Tolima.

Por otra parte, los directivos de Fibratolima encabezados por su presidente, Gustavo Bernal, apoyaron el proceso y se comprometieron a comprar la cosecha de algodón. Es más llevaron hasta sus propias plantas a decenas de agricultores para que conocieran el proceso de transformación del algodón y al mismo tiempo se enteraran de los requerimientos de esta industria textil.

Sin embargo, había que superar otros problemas más complejos como comprometer a la comunidad en el proceso.

Por eso la alcaldía convocó a los pequeños agricultores y los gobernadores de los resguardos indígenas de Natagaima para venderles la idea y comprometerlos.

También se reunieron los técnicos de Corpoica, profesionales de la Umata y expertos en los cultivos de algodón y maíz.

Incluso el ingeniero Gordillo señaló que fueron largas jornadas en las que el equipo técnico del Firan se desplazó hasta las veredas para mostrar el proyecto y convencer a los agricultores.

La conclusión era una sola: sembrar algodón y maíz porque para los dos había experiencia, paquetes tecnológicos actualizados y potenciales compradores industriales, así como mano de obra y recursos financieros aportados por el Fondo para el Financiamiento del sector Agropecuario, Finagro, bajo la modalidad de agricultura por contrato que le facilita recursos a cada uno de los componentes de la cadena como la producción y el mercadeo.

Manos a la obra En la Umata de Natagaima se discutió la necesidad de utilizar el paquete tecnológico completo que incluye el uso de semillas certificadas, abonamiento previo, análisis de suelos, mínima labranza, manejo de las estructuras productivas de la planta, manejo integrado de las plagas y uso escalonado del crédito, entre otros factores.

Corpoica y el ICA asumieron el monitoreo de la asistencia técnica y el control sanitario y tanto Promasa como Fibratolima ofrecieron precios piso para el maíz y el algodón de acuerdo a calidades y condiciones como el punto de entrega, tipos de maíz y con el algodón las calidades, longitudes, humedad, limpieza y blancura.

Los resultados no se hicieron esperar. Como ya se anotó, la tendencia decreciente en las siembras de maíz y algodón se detuvieron en la pasada cosecha mostrando un marcado ascenso.

Además los campesinos obtuvieron importantes utilidades. Se dieron casos de producciones superiores a las 2.5 toneladas de algodón semilla por hectárea. Como si fuera poco los agricultores alcanzaron utilidades hasta de un millón de pesos por hectáre

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.