EL MUNDO DE LOS ABOGADOS PINOCHO

EL MUNDO DE LOS ABOGADOS PINOCHO

Diez años vendiendo códigos en frente de los juzgados de Paloquemao en Bogotá no le sirvieron a Gloria Helena Jiménez para aprender a reconocer un buen abogado.

27 de marzo 2000 , 12:00 a.m.

En septiembre del año pasado, para resolver un problema penal en que resultó involucrado uno de sus cuatro hijos, acudió a dos profesionales del derecho de los que a diario ve entrar y salir del lugar. Los abogados son conocidos en Paloquemao como Los gemelos maravilla .

Les pedí que asistieran a mi hijo en una audiencia en el juzgado 10 Penal del Circuito, por un caso de robo de automóviles. Me cobraron cuarenta mil pesos. El juez citó tres veces a audiencia, pero ellos nunca aparecieron , cuenta Gloria.

Abogados como los que contrató Gloria, que no se ganan la vida litigando sino engañando a sus clientes, son hoy en día un motivo de preocupación para la Sala Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura.

La corporación acaba de advertir en su último informe que las faltas a la ética son la causa más común de sanción contra los abogados: aprovecharse de la ignorancia de los clientes y quedarse con su dinero.

Otras faltas, que no tienen que ver con el decoro profesional sino con la mecánica de los procesos (no interponer los recursos a tiempo, por ejemplo), son en cambio una minoría frente a los engaños jurídicos.

Pocos, pero de cuidado El estudio revela que desde 1992 y hasta la fecha han sido sancionados 2.918 abogados. De ellos, 101 han sido excluidos de la profesión y 1.211 han sido suspendidos (de 2 meses a 2 años).

El año pasado 380 abogados fueron sancionados: 122 de ellos suspendidos, 8 excluidos, 236 censurados y 23 amonestados.

Amelia Mantilla, presidenta del Consejo Superior de la Judicatura, asegura que este número de sanciones es relativamente bajo si se tiene en cuenta que existen en el país 101.022 abogados que cuentan con tarjeta profesional, de los cuales un 30 por ciento se dedica al litigio.

Sostiene que aunque actualmente se tramitan unas 35.000 investigaciones contra litigantes, en la mayoría de los casos las quejas son infundadas, presentadas por personas que han salido descontentas con el resultado de un proceso.

Sin embargo, la magistrada recomienda asesorarse antes de contratar un abogado (ver recuadro).

Los enlazadores Hay que tener cuidado, por ejemplo, cuando se contacta a un abogado cerca a lugares donde se realizan trámites laborales, penales o de familia. En estos sitios rondan los enlazadores , a la espera de personas desorientadas.

Fingiendo interés por su caso, las abordan y les recomiendan a un doctor cuya oficina está estratégicamente ubicada cerca del lugar. César es uno de ellos. El hombre, de cabello liso, mueco y de bigote, se acerca a la larga fila de personas que cada mañana madruga en Bogotá a la Oficina de Trabajo, en la calle 18 con 13, a conseguir una ficha para denunciar al patrón por una mala liquidación.

No hagan cola. Allí al frente queda la Jurídica del Ministerio y les hacen la liquidación , dice. Pero en realidad, el lugar señalado es un edificio en cuyo segundo piso funcionan seis oficinas de abogados particulares que cobran 12 mil pesos por liquidación. En la verdadera Oficina del Trabajo este servicio es gratis.

Los enlazadores también se ubican frente a las Unidades de Reacción Inmediata (URI) de la Fiscalía, el lugar a donde llegan detenidos por casos de lesiones en accidente de tránsito o hurto, entre otros.

Eso es gravísimo. Usted puede ir un buen tiempo a la cárcel por eso , es el discurso que le dicen a los sindicados que se presentan allí, aunque el delito por el cual sean investigados sea excarcelable.

La Fiscalía, que ya tiene en la mira a estos tramitadores, ha descubierto que cuando el cliente no tiene dinero, los abogados exigen como parte de pago televisores, equipos de sonido o cualquier electrodoméstico, con el argumento de que de allí saldrá el dinero para arreglar al fiscal de turno.

Poca información El magistrado Alejandro Martínez, presidente de la Corte Constitucional, afirma que la mejor herramienta para reconocer a estos litigantes deshonestos son las listas de abogados sancionados que publica el Consejo Superior de la Judicatura y que pueden ser consultados por cualquiera en los Consejos Seccionales de todo el país. Sin embargo, la Presidenta de la Judicatura reconoce que les falta mayor difusión, pues deberían conseguirse en todos los juzgados.

Para el decano de la Facultad de Jurisprudencia de la Universidad del Rosario, Marco Gerardo Monroy Cabra, lo que hace falta es una mayor difusión a través de los medios de comunicación de conocimientos jurídicos que cualquier persona debe tener: cómo tramitar un divorcio, un embargo, etc.

A José Antonio Ariza le tocó aprender a la fuerza. Esta semana regresó a Cimitarra (Santander). Acababa de enterarse que había perdido la oportunidad de demandar al Estado, que durante más de año y medio lo mantuvo preso injustamente en la cárcel de Bellavista, después de confundirlo con un homónimo.

En el Consejo de Estado le contaron que su abogado dejó pasar un término de tres días, en el que, de acuerdo con la ley, debía corregir un error que había cometido en la demanda. Este descuido le hizo perder a Ariza su derecho, pero por más de seis meses su abogado le hizo creer que todo iba por buen camino.

Otros, como Gloria Helena, la vendedora de códigos, ya se resignaron a olvidarse de su caso. No les volví a reclamar la plata a Los Gemelos . Dijeron que me iban a demandar por calumnia porque una vez, cuando entraban al edificio, les grité que eran unos ladrones .

Asesórese bien El Consejo Superior de la Judicatura, al igual que los expertos coinciden en señalar que los litigantes deshonestos son una minoría. Estas son sus recomendaciones para evitar caer en manos de uno de ellos.

- Asesorarse bien. No contratar a un abogado del que no se tenga al menos una buena referencia sobre su trabajo.

- Consultar las listas del Consejo Superior de la Judicatura sobre abogados sancionados. La Judicatura ha detectado casos de litigantes que continúan con su trabajo a pesar de tener varias sanciones encima.

- Acudir a los Consultorios Jurídicos de las universidades o a la Defensoría del Pueblo siempre que se tengan dudas sobre un proceso que se vaya a iniciar. En especial, cuando se está siendo investigado en un proceso penal.

- No descuidar nunca un proceso, aunque se tenga plena confianza en el abogado. El éxito de un caso depende tanto de él como de la colaboración de su cliente.

- Algunas direcciones útiles en Bogotá: Consultorio Jurídico, Universidad Externado de Colombia: Calle 12 No. 0-13 Este. Teléfono: 2826066; Consultorio Jurídico, Universidad del Rosario: Avenida Jiménez No. 8-49. Teléfono: 2869992; Defensoría del Pueblo: Calle 55 No. 10-32. Teléfono: 3147300.

FOTO: Edgar Domínguez / EL TIEMPO En 1999 fueron sancionados 380 litigantes por faltas contra la ética, de los más de 100.000 abogados que ejercen la profesión.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.