BONOS PENSIONALES, DEUDA EXPLOSIVA

BONOS PENSIONALES, DEUDA EXPLOSIVA

La deuda del Estado con los ocho fondos de pensiones privados fácilmente llega a 35 billones de pesos, los cuales hacen parte de la llamada bomba pensional estimada en 244 billones de pesos.

27 de marzo 2000 , 12:00 a.m.

Esa obligación nace de los llamados bonos pensionales y de las garantías estatales para la pensión mínima (equivalente a un salario mínimo) establecida en la Ley 100 de 1993 y que ahora el Gobierno busca modificar con el proyecto de reforma a la seguridad social que presentará al Congreso en la primera semana de abril.

Cualquier trabajador que haya estado cotizando para pensiones y se haya trasladado a un fondo privado tiene derecho a un bono pensional, girado por el Ministerio de Hacienda, por el valor de los aportes más los rendimientos que estos hayan generado.

Ese será el capital inicial del trabajador en la cuenta individual que manejan las administradoras de fondos de pensiones (AFP) creadas con la Ley 100 que, acrecentado con los aportes y rendimientos posteriores, le determinará el monto de la pensión que recibirá cuando se jubile.

Como en Colombia no puede haber pensiones por debajo del salario básico, el trabajador que no logre acumular el suficiente capital para financiar una pensión mínima recibe un subsidio estatal para garantizarle este derecho.

Por esos dos conceptos es que el Estado debe responderles a las AFP y a sus afiliados y que, de acuerdo con un estudio que circula en el Instituto de Seguros Sociales (ISS), suman aproximadamente 35 billones de pesos.

Según el estudio, al 31 de diciembre de 1999 la deuda por bonos pensionales y garantía de pensión mínima ascendía a 25 billones de pesos para 1,7 millones de afiliados a los fondos de pensiones privados para los cuales existía información laboral completa.

Sobre los restantes 1,3 millones de afiliados no hubo un examen detallado de su vida laboral, pero se estima que los dos conceptos señalados pueden valer alrededor de 10 billones de pesos, para alcanzar los 35 billones de pesos mencionados.

Revisión de garantía La garantía de pensión mínima también cubre a los aportantes al Seguro Social, aunque en esta entidad no se manejan cuentas de capitalización individual. El proyecto de reforma a la seguridad social incluye estas cuentas en el ISS pero para ahorros voluntarios, es decir, adicionales a los que hay que hacer en forma obligatoria.

Esas precisiones sobre el hueco fiscal, que no se genera únicamente en las entidades de previsión públicas, como el ISS, Cajanal y otras, serán ventiladas mañana por el presidente del Seguro Social, Jaime Arias, en su intervención en la Comisión VII del Senado, a la cual asistirán también los ministros de Hacienda y Trabajo y el jefe de Planeación Nacional.

De acuerdo con la ministra de Trabajo, Gina Magnolia Riaño, en promedio al sistema de pensiones se cotiza entre 23 y 26 años, pero estas se pagan durante 30, 35 e incluso hasta 60 años. El ISS subsidia un 48 por ciento la pensión de una mujer y un 44 por ciento la de un hombre.

En un fondo privado un hombre que ha cotizado durante 23 años sobre el salario mínimo, a los 62 años de edad ha acumulado un capital de 17.679.859 pesos, que no le alcanza para financiar una pensión mínima. El Estado se la garantiza con un aporte de 44 millones de pesos.

En la iniciativa para reformar el régimen de seguridad social el Gobierno incluirá una revisión de la garantía de pensión mínima, lo que significa que, de aprobarse, cientos de miles de colombianos se jubilarán, tanto en los fondos privados como en el ISS, con montos inferiores al salario mínimo. Las autoridades consideran que este es un paso para desactivar la bomba pensional .

Más edad y menos pensión El aumento de la edad de jubilación, a 60 años las mujeres y a 65 los hombres, que se propondrá en la reforma a la seguridad social, aliviaría un poco es descuadre pensional porque de esta manera tanto el bono como la garantía de pensión mínima les saldrían más baratos a las finanzas públicas (se estima un ahorro cercano al 20 por ciento), porque se reduce la cuantía del capital necesario para financiar dicha pensión mínima.

Como el sistema está desequilibrado, la reforma pretende hacerlo financieramente viable y cerrar el hueco fiscal. No obstante, no hay claridad sobre sus efectos sociales. Basta señalar que, según cifras que manejan en el Seguro Social, de cada tres personas que comienzan a cotizar para pensiones, apenas una logra coronar el mínimo de 1.000 semanas que se exigen ahora y que la iniciativa eleva a 1.300.

La debacle Una reforma a la seguridad social que no le de solidez al ISS y estímulos para atraer más afiliados terminará por hacerlo colapsar y aumentar significativamente la crisis fiscal.

Entre menos atractivos haya en el ISS y más se promuevan los fondos privados, advierten directivos de la entidad, se incrementarán las deserciones al tiempo que se reducirá el número de nuevos afiliados.

Como este sistema está basado en la solidaridad intergeneracional, señalan, y si cada vez hay menos cotizantes y más pensionados, al final vendrá la debacle.

Si al ISS no le llega un afiliado más (actualmente tiene 2,7 millones de cotizantes) sus más de cinco billones de pesos en reservas se agotarían en un tiempo no mayor a tres años, porque tiene que responder por 409.000 pensionados registrados a octubre pasado (al finalizar el 2000 se espera que esta cifra ascienda a 450.000), a los cuales les paga una mesada promedio de 409.000 pesos, para un total cercano a tres billones de pesos anuales.

En ese evento, el Estado tiene que responder por el pago de todas pensiones. Una solución propuesta por Jaime Arias es una masiva afiliación, el reajuste gradual de cotizaciones, el incremento en el número de semanas cotizadas y el aumento en la edad de jubilación.

Afiliados a fondos de pensiones 77,2 por ciento gana menos de dos salarios mínimos.

3,0 por ciento gana entre dos y cuatro salarios mínimos.

9,8 por ciento gana más de cuatro salarios mínimos.

Fuente: Superintendencia Bancaria

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.