IMPRESIÓN EN 3D, PARA QUE VEA Y TOQUE

IMPRESIÓN EN 3D, PARA QUE VEA Y TOQUE

27 de marzo 2000 , 12:00 a.m.

En muchas novelas de ciencia ficción, cuando el protagonista debe salir de un apuro, siempre tiene a mano un dispositivo capaz de crear cualquier objeto, de acuerdo con la necesidad del momento.

Y aunque el ejemplo es tomado de la fantasía, no está muy alejado de la realidad. Impresoras de tres dimensiones conocidas en el mundo industrial como máquinas de imágenes sólidas han comenzado a desarrollarse en laboratorios, transformando la manera en que son diseñados muchos productos.

De acuerdo con los cálculos de los investigadores, en 10 años aproximadamente llegarán los primeros modelos a los hogares.

Nuestros nietos estarán en condiciones de imprimir sus propios juguetes , pronostica Mervyn Rudgley, director de desarrollo comercial de 3D Systems, de Valencia, California (E.U.), la primera y más grande compañía en ese ramo.

Charles Hull, fundador de 3D Systems, tiene la esperanza de que la tecnología permitirá algún día transferir productos del computador a la sala de la casa.

Imagen sólida Hull diseñó el primer sistema de imágenes sólidas en 1984, mientras trabajaba para una empresa fabricante de lámparas ultravioleta en San Gabriel, California.

Algunas de ellas eran utilizadas para tratar barnices y pinturas especiales que se endurecen cuando se les expone a la luz ultravioleta. Fue entonces que Hull descubrió algo interesante: era posible fabricar objetos sólidos de plástico sometidos a diferentes clases de luz.

Con ayuda de un computador, Hull logró que un rayo de luz diseñara una configuración precisa en la superficie de una tina llena de polímero viscoso.

Luego de que el rayo de luz logró solidificar una delgada capa de plástico, una plataforma ubicada justo debajo de la superficie descendió una fracción de milímetro, sumergiendo la delgada oblea de polímero bajo otra capa del material. El procedimiento volvió a repetirse varias veces.

Finalmente, cuando se endureció la capa superior, la plataforma se elevó revelando la primera creación de Hull: una copa de 2,5 centímetros de alto, translúcida y con tinte azul.

Hull bautizó al proceso estereolitografía, es decir, impresión en tres dimensiones.

Cuando Hull presentó su máquina en una exhibición de ingeniería industrial realizada en Detroit, en 1987, causó sensación.

Tallado virtual A diferencia de los prototipos tradicionales, que requieren tallar madera, esculpir arcilla o tornear acero, la estereolitografía transforma el modelo de computador de una válvula o una turbina en un prototipo tridimensional en horas, en lugar de semanas.

Por ejemplo, un equipo de técnicos en Tokio puede enviar electrónicamente el modelo a una máquina de estereolitografía en Tennessee. Allí, sus colegas pueden inspeccionar un prototipo y señalar las correcciones que se requieran.

Tras el lanzamiento al mercado de la máquina creada por Hull, diseñadores de docenas de industrias comenzaron a crear modelos para válvulas cardíacas, vajillas, tuberías, dentaduras y lámparas.

Al reducirse el tiempo de fabricación de un prototipo, dice Rudgley es posible cambiar y mejorar el diseño con mayor rapidez . El calcula que más de 5.000 máquinas de imágenes sólidas están actualmente operando a nivel mundial.

* Discover Magazine En tres dimensiones El procedimiento permite también la copia en tres dimensiones. A mediados del año pasado, en una exhibición de productos para crear gráficos en computador celebrada en Los Angeles, más de 700 personas apoyaron su rostro en un escáner conectado a una máquina de imágenes sólidas. Cada una de ellas fue recompensada con una escultura de su rostro, de cinco centímetros de altura.

El objeto copiado ni siquiera necesita ser visible al ojo humano. Trabajando con una máquina de imagen sólida y un escáner, investigadores examinaron y copiaron el cráneo de una momia en el Museo Nacional de Antiguedades de Holanda sin necesidad de quitar las vendas.

Varios fabricantes de implantes usan esas máquinas para diseñar modelos de huesos enfermos que han sido previamente registrados por rayos X. De esa manera crean moldes precisos de articulaciones artificiales.

Las aplicaciones que hoy parecen exóticas pronto se harán rutinarias, a medida que las máquinas de imágenes sólidas sean más baratas y se hagan más versátiles.

Hace una década, las máquinas estereolitográficas podían sólo fabricar objetos de plástico. En la actualidad hay más de una media docena de tecnologías similares entre las que se destaca la imagen sólida de tinta a chorro.

Foto: Réplica tridimensional de un rostro a partir de una imagen escaneada. También es posible obtener figuras tangibles de alto relieve de imágenes provenientes de computador.

Foto: Discover Magazine

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.