MURIÓ ANDRÉS LANDERO, OTRO GRANDE

MURIÓ ANDRÉS LANDERO, OTRO GRANDE

Durante ocho meses batalló con la muerte y desde su lecho de enfermo en la Clínica Enrique De La Vega del Seguro Social de Cartagena, se aferraba a seguir viviendo. Al final, la muerte ganó y el folclor del Caribe colombiano perdió a uno de sus máximos exponentes: Andrés Landero.

02 de marzo 2000 , 12:00 a.m.

Conocido a nivel mundial por la excelente interpretación del tema musical de la Hamaca Grande , de autoría de su compadre Adolfo Pacheco Anillo, Andrés Landero, murió ayer a las 9:30 de la mañana debido a una leucemia que padecía.

Sus restos, pocas horas después de su deceso, fueron llevados a su natal San Jacinto, -- municipio del centro de Bolívar, famoso por sus hamacas y artesanías-- en donde mañana serán sepultados.

Hijo de padres cartageneros, Landero nació el 4 de febrero de 1.932. Se inició en el campo musical por orientación de su amigo Francisco Pacho Rada, otro grande del folclor, y conformó su primera agrupación al lado de Antonio Yaspes, Juan Gregorio Ortega y Vicente Fernández.

Landero obtuvo en su vida artística numerosos galardones, entre otros, el de Rey de la Cumbia , otorgado en México, donde su música se escuchó tanto o más que el Colombia.

También fue escogido hace dos años como Rey Vitalicio en el Festival Vallenato, concurso que le fue esquivo. En varias oportunidades participó pero no pudo conquistar el primer lugar. Sin embargo, siempre salió aplaudido y admirado de la Plaza Francisco El Hombre.

Landero, un hombre de marcados rasgos campesinos, de temperamento alegre, trabajó desde muy niño la agricultura. Su acordeón y su sombrero vueltiao lo identificaron siempre, nunca se desprendió de ellos. Con su voz y acordeón resultó buen ejecutante de un porro, un paseo o merengue.

Temas musicales como Mercedes, La Pava Congona, La muerte de Eduardo Lora, Perdí las abarcas, la Hamaca Grande y Flamenco dejan escuchar su particular tendencia en la ejecución de un acordeón sabanero.

Landero tuvo 24 hijos de los cuales sobreviven 22. Ninguno se inclinó por el canto. Sus nietos Yeison y Jenifer Landero, en cambio, ya le siguen sus pasos.

Se casó con Lastenia Alvis, de cuya unión hay ocho hijos. Fue ella --según sus narraciones-- el amor de su vida. Minutos antes de morir lo último que alcanzó a pedir es que cuidaran mucho de ella. Landero tuvo, según su hijo Andrés Gregorio, una muerte tranquila.

FOTO: Manuel Pedraza/TIEMPO CARIBE EL CUERPO DEL ARTISTA Andrés Landero fue velado ayer en Cartagena y en la tarde trasladado a San Jacinto. Su esposa Lastenia Alvis estuvo hasta último minuto con el cantante y compositor bolivarense.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.