TEORÍA PARA INVERTIR EN ACCIONES

TEORÍA PARA INVERTIR EN ACCIONES

Desde el momento que se dio la apertura económica en Colombia, muchos sabían que el impacto de las condiciones del mercado internacional, tendrían incidencia inmediata y significativa en nuestro mercado de acciones. De esta manera, quienes optaran por las acciones como alternativa de inversión deberían contar con una visión de largo plazo, o meterse de lleno a la especulación.

16 de marzo 2000 , 12:00 a.m.

Los inversionistas colombianos creen aún que son los Fondos Extranjeros los que hacen el mercado de acciones en nuestro país y eso no es así. Quienes logren los mejores resultados de aquí en adelante son aquellos que compren acciones, considerando que están haciéndose dueños de las grandes empresas colombianas a buenos precios.

Por lo anterior es bueno recordar lo que dice la teoría sobre la inversión en acciones.

El precio de una acción en el mercado de valores es algo que el analista ha de aceptar. La Bolsa constituye un mercado muy eficiente para el cambio de acciones y el precio que alcanza una acción es aquel que iguala las preferencias de los compradores y los vendedores.

Sin embargo, el analista puede no estar de acuerdo con estas preferencias que pueden ser incluso irracionales. Mientras los compradores y los vendedores estén dispuestos a participar en el mercado, esas preferencias determinarán el precio, pero en la medida en que el analista esté en desacuerdo con la opinión de la gente según se refleja en el precio del mercado, aconsejará la compra o venta de una acción, y si puede convencer a un número suficiente de personas a aceptar su opinión, pondrá en movimiento las fuerzas del mercado que harán que el precio del mercado tienda hacia el que él juzgaba.

Precio correcto Aunque el inversionista debe saber que en un sentido, el precio en cualquier momento siempre es correcto, debe recordar también que algunas fuerzas pueden ser temporales, y cuando se retiran esas influencias el precio puede cambiar.

Si no requiere el dinero en el momento, el inversionista debe estar pensando no tanto de la estimación del valor actual, sino en la predicción del valor probable de una acción en una fecha futura, tal como en un mes o un año o posiblemente un periodo aún mayor, y de esta predicción decidir lo atractiva o no que es una acción al precio del mercado en esa fecha. A la larga el precio reflejará los juicios razonables basados en ciertos hechos que pueden ser estimados. En este punto, debería leerse el capitulo sobre Previsión a largo plazo de la Teoría General de Keynes, una brillante exposición de los mercados por una persona que era, además de economista, un participe activo y con éxito en ellos.

Claro, no debe apoyarse solamente en que las mejores posibilidades están en las compañías con mayor tradición o mejores resultados. Este es uno de los factores que influyen en forma directa en los precios de las acciones, pero si hay una preponderancia de compradores a un precio determinado, el precio de la acción subirá y si la hubiera de vendedores, la acción bajaría, no importa la situación de la compañía.

Denis Weaver en su obra INVESTMENT ANALYSIS, decía: Entre las circunstancias de una compañía y el movimiento del precio de las acciones, descansan no sólo las interpretaciones sino también las previsiones y, por supuesto, las emociones de muchos inversionistas muy diferentes. En un mercado sofisficado, el resultado final -el precio de la acción- representa un formidable consenso de opinión. Este consenso esta en lo cierto y el analista habrá de mirar con cuidado sus argumentos cuando estén en desacuerdo con él.

En otras ocasiones el mercado estará bastante equivocado y el analista que pueda separarse de los argumentos de moda en ese momento, logrará buenos resultados. Lo que esta claro, sin embargo es que si el analista pudiera prever los puntos de vista del mercado, no tendría que hacer previsiones sobre ninguna compañía. Ni siquiera tendría que saber el tipo de negocio al que se dedica la compañía.

Técnico o estructural La evaluación para la inversión en acciones que se basa en la acción del propio mercado se denomina análisis técnico. El análisis que concerniente a la situación existente para las compañías o industrias, o la economía, se llama análisis fundamental o estructural.

Hoy no es del todo posible ser puramente fundamental, ya que en los últimos estados del análisis el precio del mercado de una acción tiene que adoptarse a la argumentación. Pero, no hay ninguna razón por la que no pueda utilizarse ambas técnicas.

En una actividad en la que es necesario prever el futuro, es necesario estar desvinculado y libre de pensamientos dirigidos por el deseo. Son virtudes para el analista fundamental, pero aún lo son más para el técnico.

El analista técnico trata con los puntos esenciales del problema de la inversión: El precio de las acciones, el juego de la oferta y la demanda y las fuerzas que obran sobre el mercado. Estas fuerzas deben utilizarse, si es posible en ventaja, que lo que el analista técnico pretende hacer. Si se ignoran, el analista corre el riesgo de tratar el análisis de inversión con una ciencia exacta, y de creerse en lo cierto y el mercado equivocado, mientras que consiguientemente pierde dinero.

Es más fácil afirmar que el analista debe analizar los puntos de vista del mercado que decir como deberá hacerlo. Por ejemplo, en un mercado muy pequeño con sólo, digamos, media docena de personas operando, podría examinar individualmente a los inversionistas; pero dos de los seis podrían mentir, dos podrían cambiar sus pensamientos antes de comprar y vender, y dos podrían no estar decididos.

Así, la regla básica en el mercado del análisis para invertir en acciones consiste en observar lo que la gente esta haciendo y no lo que dicen, pero al mismo tiempo predeterminar los resultados de las empresas que se reflejarán finalmente en el precio de las acciones.

De lo contrario es mejor invertir en títulos de deuda, o de renta fija para no preocuparse.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.