DERECHO A SACRIFICAR:

DERECHO A SACRIFICAR:

27 de marzo 2000 , 12:00 a.m.

Es triste ver la ciudad con arboles sacrificados. Quien nos da el derecho a decidir, bajo nuestros criterios a veces egoístas, que árbol debe vivir o morir? Si permanezco la mayor parte de mi vida en las calles de Bogotá tengo al menos el derecho de protestar por esta destrucción sin sentido. Y protesto por esto! La naturaleza se esfuerza por varios años en darnos un árbol que alguien en poco tiempo decide destruir. Hubiese sido mejor hacer un reemplazo escalonado, permitiéndole a especies como el caucho sabanero crecer cerca de la acacia, fijadora de nitrógeno, que en unos 20 años ya no existirá.

Para ese entonces, ya el caucho que puede vivir varios centenares de años ya habrá crecido fuerte y majestuoso. La decisión de borrón y cuenta nueva, como una reingeniería del paisaje es absurda. Solo espero que la naturaleza nos perdone y no haga con nosotros borrón y cuenta nueva , para que aprendamos finalmente a vivir dentro de ella y no en contra de ella.

Francisco Villate

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.