CONFESIONES EN 40 AÑOS DEL SAN CARLOS

CONFESIONES EN 40 AÑOS DEL SAN CARLOS

Fue una mañana de confesiones y anécdotas sancarlistas. Las más públicas fueron las del Presidente Andrés Pastrana que aprovechó la celebración de los 40 años del colegio San Carlos para explicar por qué tuvo fama de dormilón en este colegio y de dónde surgió su inclinación política suprapartidista.

05 de febrero 2000 , 12:00 a.m.

La confesión más privada, y al margen del acto, la hizo María Dolores Jiménez, una humilde chiquinquireña que a los 74 años de edad pudo, por fin, desempolvar el único vestido de gala que tiene, cosido por ella misma, hace 20 años. Esperaba lucirlo en alguna fecha especial. Y ese día llegó ayer al recibir una distinción del presidente de la República, durante la misma ceremonia conmemorativa.

Las primeras confesiones corrieron por cuenta del Presidente Pastrana, en su discurso que pronunció mientras el sol matinal recalentaba a estudiantes, ex alumnos, algunos padres de familia, profesores e invitados especiales que presenciaban la ceremonia.

Según palabras del Presidente, allí no todo fue color de rosa: Como en esa época el colegio quedaba prácticamente en la mitad de la nada, el frío a las siete de la mañana era una cosa bárbara. Entonces opté por venir con una ruana blanca que me hizo ganar rápidamente la fama de dormilón... Pero qué más se podía hacer con ese helaje? .

Su primera batalla política la sostuvo en la clase de cívica del colegio, en la que había dos partidos opositores: Fue ahí donde participé por primera vez en un partido disidente conformado por tan solo cinco amigos. Después de muchas astucias y alianzas, logramos tomarnos el poder .

Y remató : ahí aprendí una lección para mi vida pública, que el suprapartidismo siempre da buenos resultados .

Varios de los asistentes sonrieron, incluidos los que estaban sentados en la mesa principal como el rector del colegio, padre Francis Wehri; la primera dama de la Nación, Nohra Puyana de Pastrana; y los ex alumnos sancarlistas, el alto consejero Presidencial para Asuntos de Gobierno, Jaime Ruiz, y el viceministro del Interior, Jorge Mario Eastman.

Después vinieron las intervenciones del padre Wehri y del estudiante de primaria Francisco José Echeverry, quien destacó como los alumnos sancarlistas seguirán trabajando duro, serán recios y no aceptarán los fracasos.

Como parte del programa del día, el Primer Mandatario condecoró igualmente al colegio con la Orden de Boyacá en el grado de Cruz de Plata, recibida por el padre Wehri.

A su vez, el centro educativo le entregó a Pastrana un reconocimiento.

Por ser los trabajadores más antiguos del San Carlos, seis recibieron recordatorios de los 40 años del colegio, que fueron entregados por el Jefe de Estado. Entre ellos estaba María Dolores, la empleada que trabaja en la cafetería hace 40 años.

Por este acontecimiento único en su vida, confesó que era el momento de quitarle los plásticos al vestido y ponérmelo para la ocasión .

Después María Dolores, así como los demás invitados, acompañaron al Presidente a descubrir una estatua de San Benito donada por los padres de familia, ex alumnos y los 1.300 estudiantes que tiene hoy el centro educativo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.