DIVISIÓN COMUNISTA EN LITUANIA

DIVISIÓN COMUNISTA EN LITUANIA

La dirección del Partido Comunista Lituano, prosoviético, ha cambiado su lenguaje político en un intento de distanciarse del Comité de Salvación Nacional, organismo anónimo que asumió la responsabilidad por las acciones militares contra los organismos legítimos de Lituania. El Partido Comunista de Lituania está en contra del empleo de la fuerza y se pronuncia por un arreglo pacífico de la crisis mediante negociaciones, declaró en el extranjero el segundo secretario Vladislav Shvet.

20 de enero 1991 , 12:00 a.m.

Aún más contundente fue el secretario del Comité Central del PCL, Alguimantas Nadzhunas, quien declaró que no he tenido, no tengo, ni tendré nada que ver con el Comité de Salvación Nacional , al desmentir una información de TASS que lo vinculaba a ese organismo.

La independencia no se puede conquistar con las armas en la mano sino mediante un referéndum, aseguró Nadzhunas. Como lituano, sueño con ver independiente a mi patria, pero no al precio de vidas humanas .

Los observadores políticos relacionan el cambio de actitud del PCL respecto al Comité de Salvación Nacional con la declaración del Politburó del Partido Comunista de la URSS, que el jueves pasado lamentó la sangrienta intervención militar del domingo pasado en Vilna.

Es muy probable que los líderes comunistas republicanos que forman parte del Politburó presionaran a su colega lituano el profesor Burokiavichus para que el PCL se desvinculara del comité fantasma totalmente ilegal y no deteriorara aún más el bajo prestigio de los comunistas de las demás repúblicas que integran la URSS.

Además la dirección comunista parece afrontar una amenaza de escisión en sus propias filas a causa de la masacre del domingo, que alcanza incluso a sus militantes en el seno del KGB.

Según informó el diario Lietuvos Aidas, ocho oficiales de este servicio de seguridad encabezados por su jefe K. Marchinkus pidieron el retiro por su disconformidad con el empleo de la fuerza en Vilna el domingo pasado que causó catorce muertos 36 desaparcidos y 164 heridos.

Entretanto, todo parece indicar que los sucesos en Lituania, cuyo guión tiende a repetirse en las vecinas repúblicas de Letonia y Estonia obedecían a un plan minuciosamente elaborado y coordinado, pero que fracasó debido a los fallos de sus ejecutores y otras circunstancias.

El presidente de la televisión lituana Tapinas Laimonas denunció anoche que en la toma de la torre de televisión en Vilna participaron efectivos del batallón especial de asalto de la División de Pskov, unidad de élite que se destacó en los trágicos acontecimientos de Tiflis en abril de 1989 y de Bakú en enero de 1990.

A pesar de las reiteradas declaraciones de la dirección soviética de que la fuerza fue empleada por orden del jefe de la guarnición de Vilna, general Vladimir Usjopchik, la presencia del batallón de Pskov cuyo envío sólo puede ser ordenado por alguien en la máxima dirección de la URSS, evidencia la implicación del Kremlin en los sangrientos sucesos de Lituania.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.