COMENZÓ BIEN BOLILLO

COMENZÓ BIEN BOLILLO

Ecuador arrancó con buena fortuna en las eliminatorias sudamericanas para el Mundial de fútbol de Japón y Corea del Sur del 2002, al imponerse por 2-0 (1-0) sobre Venezuela ayer en Quito, a unos 2.700 metros sobre el nivel del mar.

30 de marzo 2000 , 12:00 a.m.

En un duelo considerado como el de las cenicientas del balompié de América del Sur, los ecuatorianos se alzaron con la victoria gracias a goles conquistados por Agustín Delgado y Alex Aguinaga.

El primer gol de Ecuador en las Eliminatorias fue convertido por el delantero Delgado hacia los 17 minutos. Aguinaga cobró un tiro libre desde larga distancia que recibió Delgado, quien remató de cabeza el balón para anidarlo en el arco defendido por el venezolano Rafael Dudamel, portero del Deportivo Cali de Colombia.

Dudamel se quedó plantado y nada pudo hacer para atrapar la pelota, mientras los 50.000 aficionados que abarrotaron el estadio del club Liga Deportiva Universitaria -ubicado en el norte de Quito y a 2.700 metros de altitud- explotaron de alegría.

La dupla Aguinaga-Delgado, que esta funcionando a la perfección en el Necaxa, volvió a entenderse en el duelo con Venezuela e insistentemente lanzó sus estocadas.

A la altura de los 51 minutos, Aguinaga amplió la victoria a 2-0 al bajar con el pecho el esférico, que con la cabeza le brindó Delgado, para propinar un cañonazo con el botín zurdo a ras del césped.

En esa acción Delgado aprovechó un pase del zaguero Ulises de la Cruz, quien picó por la banda derecha eludiendo rivales.

Ya sobre los 10 minutos de juego el propio De la Cruz había creado un serio peligro, al irse al ataque con mucha potencia y llegar hasta el terreno venezolano para pasar el balón a Aguinaga, quien disparó con mucha fuerza, pero sin suerte en esa oportunidad.

La escuadra de Ecuador dominó las acciones hasta que el árbitro chileno Eduardo Gamboa expulsó al defensa Alberto Montaño, a los 27 minutos, por agredir a José de Jesús Vera, el nuevo refuerzo de Independiente Santa Fe.

Entonces, el dueño de casa sufrió un momentáneo bajón, pues el mediocampista Jimmy Blandón bajó a la línea de defensa para cubrir el vacío que dejó Montaño.

Ecuador retomó el control a partir de los 38 minutos con el ingreso del zaguero Augusto Porozo, aunque para eso el técnico Hernán Darío Bolillo Gómez sacrificó al artillero Ariel Graziani.

Ese cambio permitió que la defensa ecuatoriana pudiese armarse nuevamente. El equipo entonces reactivó sus misiles contra la valla venezolana hasta el último segundo del duelo, en el cual los aficionados reaccionaron contra el juez Gamboa, que tuvo una acertada conducción.

El árbitro chileno amonestó a cinco ecuatorianos y a un venezolano, además de expulsar a Montaño.

En el combinado de Ecuador resaltó la figura de Aguinaga, quien tuvo un amplio despliegue por todo el gramado, mientras que en Venezuela destelló el delantero Cristhian Casseres (Atlas-México), desequilibrante por velocidad.

En la historia del fútbol a nivel de selecciones mayores de los dos países, en choques amistosos, de Copa América y eliminatorias mundialistas desde 1977, Ecuador alcanzó el miércoles la delantera con una victoria.

Los ecuatorianos registran ahora un palmarés favorable de cinco triunfos, cuatro derrotas y un empate.

Venezuela y Ecuador son las únicas naciones sudamericanas que nunca clasificaron a un torneo Mundial.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.