EE.UU. CRECE COMO UN TIGRE

EE.UU. CRECE COMO UN TIGRE

La economía estadounidense creció a su ritmo más fuerte en más de 16 años en el cuarto trimestre de 1999, pero varios funcionarios de la Reserva Federal dijeron que esa tasa no era suficiente para justificar una lucha más agresiva para evitar un brote de la inflación.

31 de marzo 2000 , 12:00 a.m.

Ayer el Departamento de Comercio anunció que el Producto Interno Bruto creció 7,3% en el cuarto trimestre del año pasado, con respecto de igual período de 1998. Se trata del aumento más importante desde los primeros tres meses de 1984, cuando EE.UU. empezaba a salir de la recesión. El Departamento de Comercio había estimado un crecimiento del PIB del 6,9%, considerando un déficit comercial más bajo de lo esperado.

La mayoría de los analistas espera que el crecimiento del PIB se modere, fluctuando entre un 5% y un 5,5% este trimestre, aunque esa cifra aún sería más alta de lo que la Fed pretende.

Personeros de la Fed estiman que la economía estadounidense tiene un límite de velocidad de 3,5% y el crecimiento sostenido sobre esa cifra eleva el riesgo de inflación. El banco central ha subido cinco veces las tasas de interés desde junio, en un esfuerzo por enfriar el crecimiento. Pero como esto no ha ocurrido, se esperan hasta tres alzas más para este año.

No obstante, en una serie de intervenciones esta semana, funcionarios de la Fed dijeron que no hay razón para abandonar la estrategia de elevar las tasas en un cuarto de punto porcentual, y adoptar una postura más agresiva. Debemos ir a paso lento pero seguro. Por eso tenemos una política monetaria de incrementos paulatinos , dijo William McDonough, presidente del Banco de la Reserva Federal de Nueva York, a reporteros en Tokio.

El informe de ayer también ofreció la primer mirada del gobierno a las utilidades corporativas del trimestre y demostró que las compañías han encontrado formas para mantener sus ganancias altas a pesar de los costos creciente de los insumos y el ajustado mercado laboral del país.

Por ejemplo, las ganancias después de impuestos, aumentaron en 2,7% en el cuarto trimestre, después de crecer en 2,2% en el período anterior.

Aunque muchos economistas temían que los costos de los insumos y la mano de obra exprimirían los márgenes de ganancias al elevar los costos de producción, ocurrió lo contrario:los márgenes aumentaron en el cuarto trimestre.

Pero lo que puede beneficiar a las empresas estadounidenses, puede perjudicar a los consumidores. Los aumentos de productividad, que redujeron los costos globales de la mano de obra, explican gran parte del alza del PIB, pero algunas compañías empezaron a subir sus precios después de largos meses, aunque la inflación total permanece baja.

Los analistas esperaban una revisión al alza de los números del Producto Interno Bruto, luego que una cantidad de datos disponibles desde el año pasado dejaran en claro que la economía finalizó 1999 a toda máquina. Sin embargo, la magnitud de la revisión tomó a muchos por sorpresa.

Como comparación, la economía de Corea del Sur creció 13% en el último trimestre, pero tan sólo está emergiendo de una recesión muy profunda, por lo cual es poco probable que repita este desempeño.

Estos números muestran cuán excepcionalmente fuerte es nuestra economía , comentó Gerald Cohen, economista de Merrill Lynch, en Nueva York.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.