BMW CASI PAGA POR DEJAR ROVER

BMW CASI PAGA POR DEJAR ROVER

El consorcio británico Phoenix adquirió ayer el grupo en dificultades Rover Car, amenazado de cierre, al alemán BMW por diez libras esterlinas simbólicas (16 dólares o 32.000 pesos), salvando así miles de empleos, anunciaron las dos compañías.

10 de mayo 2000 , 12:00 a. m.

Si bien habrá despidos en Longbridge, el número será mucho menor al previsto por la firma financiera Alchemy, que hace más de una semana suspendió el diálogo con BMW para la compra de Rover.

El Sindicato General de Transporte y Trabajadores Generales expresó hoy su temor de que se despidan a unos 3.000 trabajadores, cifra inferior a la calculada por Alchemy, de más de 10.000.

Poco después de que la noticia llegara a Longbridge, los trabajadores estallaron en un grito de júbilo e hicieron sonar las bocinas de los vehículos.

Los 9.000 trabajadores de la fábrica Rover de Longbridge, cerca de Birmingham, se disponían a recibir como un héroe ayer en la tarde a su ex director general John Towers, patrón de Phoenix, quien iría a presentarles la noticia.

Longbridge, la fábrica de automóviles más importante de Gran Bretaña, se había convertido en tema de preocupación nacional tras el anuncio, a mediados de marzo, del desmantelamiento de Rover por BMW.

Después de intensas negociaciones, hemos logrado encontrar un comprador para Rover, cuyo objetivo será continuar las actividades, impidiendo la pérdida de miles de empleos tanto en la fábrica de Birmingham, como en la industria subsidiaria y el comercio de repuestos , comentó por su lado el patrón de BMW, Joachim Milberg.

Según las estimaciones, por lo menos 50.000 empleos estaban amenazados en la región de Birmingham por un cierre total de Rover, cuya fábrica en Longbridge, cerca de esta ciudad, le da empleo a unas 9.000 personas.

El gobierno británico, preocupado por cuidar sus bases electorales en esa región industrial, desempeñó un papel activo para sostener Phoenix, que prometió minimizar las supresiones de empleos, contrariamente a un proyecto de la firma británica de capital-riesgo Alchemy, que planeaba reducir la producción en un 50 por ciento, concentrándose en los autos deportivos.

Phoenix, que había comenzado el martes de la semana pasada negociaciones con BMW tras el retiro de Alchemy a fines de abril, tendrá la responsabilidad del desarrollo, la distribución y producción de autos Rover. Phoenix comprará además las marcas MG y Heritage.

La producción del último modelo de la firma, la Rover 75, será transferida de la fábrica de Cowley, cerca de Oxford, a Longbridge.

El diálogo entre Phoenix y BMW recibió hace días un impulso tras conocerse que las ventas de vehículos Rover aumentaron en abril.

Según Rover, más de 22.000 vehículos se vendieron en abril, el doble de los automóviles vendidos en los dos meses anteriores.

El aumento de ventas se debió principalmente a los descuentos ofrecidos, pero también se atribuyó al éxito del nuevo modelo Rover 75, según la misma fuente.

AFP-Efe Además, BMW le presta a nuevos dueños Fráncfort El grupo automovilístico alemán BMW ha concedido a Phoenix un crédito de 854 millones de euros para que pueda hacer frente al mantenimiento de la producción de Rover.

Un portavoz de BMW señaló que el préstamo permitirá a Phoenix financiar sus primeras operaciones al frente de Rover e indicó que el capital será devuelto por el grupo británico.

Junto al crédito concedido por BMW, Phoenix cuenta con un préstamo del banco británico Burdale Financial, filial del estadounidense Bank First Union, por valor de 348 millones de euros.

Según los expertos, este capital permitirá a Phoenix mantener una producción de 220.000 unidades anuales.

Debido a la crisis de Rover, BMW cerró el pasado ejercicio, por primera vez en varias décadas, con pérdidas por valor de 2.500 millones de euros.

Algunos analistas estiman, sin embargo, que los costos totales para el consorcio alemán provocados por su filial deficitaria podrían ascender a 5.128 millones de euros.

Efe Historia del fracaso de BMW Fráncfort La historia de la entrada del consorcio germano BMW en Rover, concluida ayer, se remonta a hace más de seis años, cuando los alemanes creyeron que el fabricante británico les daría beneficios y reforzaría su posición internacional.

Enero 1994: BMW compra el 80 por ciento de Rover a British Aerospace por 800 millones de libras (cerca de 1.367 millones de euros).

Febrero 1994: Honda y Rover se desprenden de sus participaciones cruzadas del 20 por ciento cada una.

Marzo 1995: Rover presenta el modelo deportivo MG-F Abril 1996: John Towers deja la dirección de Rover Julio 1996: BMW coloca a su ejecutivo Walter Hasselkus al frente de la filial británica.

Agosto 1996: la libra esterlina se aprecia considerablemente frente al resto de monedas europeas.

Julio 1997: Chrysler y Rover desmienten que planeen establecer un modelo de producción conjunta.

Marzo 1998: Rover anuncia unas pérdidas de 1.870 millones de marcos alemanes (951 millones de euros).

Febrero 1999: el presidente de BMW, Bernd Pitschetrieder, cesa en su puesto, debido esencialmente a la situación deficitaria de Rover, que perjudica significativamente a los resultados globales del consorcio alemán.

Junio 1999: Rover presenta el modelo Rover 75, el primer vehículo completamente nuevo desde la entrada de BMW.

14 de marzo 2000: BMW comunica que la venta de Rover se ha considerado como opción en el Consejo de Administración del consorcio. Dos días después éste aprueba su venta a la gestora de fondos británica Alchemy y anuncia que la entrada en el fabricante del Reino Unido ha costado a la compañía germana 13.500 millones de euros. La fortaleza de la libra habría debilitado la competitividad de Rover en el mercado internacional, según BMW.

17 de marzo 2000: BMW vende la marca Land Rover a la estadounidense Ford por 3.000 millones de euros.

28 de marzo 2000: BMW anuncia unas pérdidas netas en 1999 de 3.000 millones de euros.

1 de mayo 2000: BMW rechaza la oferta de compra de Rover del consorcio británico Phoenix, encabezado por John Towers.

2 de mayo 2000: Alchemy rompe las negociaciones con BMW por falta de claridad en algunos detalles del contrato de venta.

5 de mayo 2000: Phoenix envía a BMW la base financiera de su oferta de compra. Los alemanes anuncian que estudiarán la propuesta.

8 de mayo 2000: la filial del banco estadounidense First Unión, Burdale Financial, apoya la oferta de Phoenix con 200 millones de libras (cerca de 342 millones de euros).

9 de mayo 2000: BMW y Phoenix anuncian su acuerdo para la compra de Rover por el segundo a un precio simbólico de diez libras. BMW concede al consorcio británico una financiación adicional de 500 millones de libras (cerca de 855 millones de euros)

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.