LA COSTA ESTUVO DE PERLAS

LA COSTA ESTUVO DE PERLAS

A la caída del telón de los XIV Juegos Nacionales, vencedores y vencidos entran en la etapa de la reflexión, por lo que hicieron o dejaron de hacer. Es la hora de los balances. Del borrón y cuenta nueva. Para unos, las frustraciones pasarán a formar parte importante del rubro de experiencias. Para otros, los éxitos les servirán de aliento en el empeño de lograr mejores metas. Para el deporte en general, el momento de saber en dónde está parado.

28 de mayo 1992 , 12:00 a.m.

Eso, por lo menos, es lo que debe tenerse en cuenta en el frío análisis de lo ocurrido en pistas y canchas. Sin embargo, en nuestro medio poco cuenta lo que podría llamarse el beneficio de inventario. Y los revolcones? Los perdedores, por lo general, anuncian revolcones y prometen enmiendas, pero de ahí no pasa. La poca seriedad y mucha negligencia de la dirigencia, que en vez de asumir la responsabilidad que le cabe, prefiere buscar las razones del fracaso entre las sábanas, no lo permite.

El panorama general de lo que fueron los Juegos en las Tres Perlas (Barranquilla, Santa Marta y Cartagena) nos ofrece tópicos interesantes. Veamos: Técnicamente, fueron unos buenos Juegos y nada más. Frente al cronómetro y juzgamiento no alcanzaron el nivel que se espera en este tipo de certámenes. Algunas disciplinas quedaron en deuda; otras apenas estuvieron en lo justo, y las menos cumplieron las expectativas. Pero en ninguno de los 40 torneos disputados hubo alguna marca de gran jerarquía.

Los dos colosos del deporte colombiano, Antioquia y Valle, no sólo dominaron a su antojo, sino que abrieron aún más la brecha entre ellos y el resto. De eso habla mejor el cuadro de medallas.

Antioqueños y vallecaucanos libraron cerrado duelo en pos de la máxima distinción, un galardón que no se entrega oficialmente, pero que al final de cuentas marca la diferencia, y esta vez, como ha ocurrido en las tres últimas versiones del certamen, la balanza se inclinó en favor de Antioquia.

Desde que los paisas tomaron el comando de los Juegos Nacionales en 1980, los vallecaucanos se han visto relegados a la segunda posición. Y esta vez, la diferencia fue notable. Espectáculo bochornoso Sin embargo, la rivalidad entre estas potencias está rayando los límites de la sana competencia y tocando los peligrosos linderos de antideportivismo. Lamentable, por ejemplo, el espectáculo que ofrecieron los patinadores y el desaire de los jugadores antioqueños de hockey.

Se nos antoja que los departamentos costeños quedaron en deuda en cuanto a resultados deportivos y se vieron superados, por ejemplo, por regiones como Huila, delegación que evidenció un gran progreso en los últimos años.

Como espectáculo, el certamen fue sensacional. La masiva concurrencia de espectadores y el entusiasmo con el que siguieron las competencias pusieron la nota de color, calor y alegría que convirtieron los Juegos en el evento más espectacular de los últimos tiempos en la Costa Atlántica.

Por eso, especialmente, y por la presentación de sus escenarios algunos especialmente construidos con motivo de la justa y otros remozados para estar a tono con el acontecimiento, así como por la organización en general, hay que decirlo a boca llena: la Costa cumplió.

Si los Juegos Nacionales otorgaran alguna medalla al mérito, el indiscutible ganador sería el público costeño que batió todos las marcas de asistencia y entusiasmo. Los escenarios se vieron colmados hasta las banderas, como se dice en el argot taurino.

No sería exagerado decir que el público quedó con ganas. Así, por lo menos, se apreció en el cierre del torneo de voleibol femenino donde la afición permaneció en el coliseo Surí Salcedo más de una hora después de terminada la final. Escenarios, un buen recaudo Fueron los Juegos, además, la mejor oportunidad para que la Costa Atlántica Barranquilla en particular quedara dotada de los escenarios necesarios para la práctica del deporte. Ojalá así se entienda y el esfuerzo hecho sea capitalizado en favor del desarrollo de una actividad que de unos años para acá viene en franco retroceso.

Quedará por verse también la atención que en adelante se les preste, pues si bien tienen algunas deficiencias, reúnen los requisitos técnicos necesarios. Los escenarios construidos recibieron el beneplácito unánime por su sencillez, belleza y proporción.

No fueron obras suntuarias, pero sí prácticas y cómodas. Para la muestra quedan el velódromo, el coliseo Surí Salcedo y el patinódromo.

Es, en definitiva, el mejor recaudo para Barranquilla en la justa nacional... CARIBEÑAS MAL ATLANTICO. Perdió la cuarta casilla y descendió a la sexta. El objetivo era mantenerse cuarto y descontar en relación con Bogotá. Se rumora que muchas cabezas rodarán en la Junta dirigida por Faisal Zawady.

EL BOXEO FUE EL UNICO deporte que ganó Atlántico. Se esperaba el máximo logro en fútbol sub-23, pero apenas se alcanzó el subtítulo. En pesas, también se tenía mayor esperanza. El tirador Helmut Bellingrodt, con preparación a media máquina, contribuyó con tres de oro.

SE PREPARO LA SEDE pero no los deportistas. Para la muestra un botón: estos apenas se concentraron el día previo a la inauguración, exceptuando el boxeo que lo hizo 15 días antes, por recursos de la propia liga. Queda el consuelo de poseer ahora una infraestructura.

EL FUTBOL PAISA fracasó, cuando siempre era clave. Subcampeón en juvenil y cuarto en sub-23, sin conquistar un punto, es algo que preocupa a la dirigencia antioqueña del balompié. En ambos casos, Valle fue campeón.

HUBO UNA DENUNCIA desde Medellín por el técnico de la sub-23, Jairo Ríos. Dijo que directivos de su delegación le pidieron que perdiera por goleada (4 goles) frente a Atlántico para que Valle no se quedara con el oro. Grave, muy grave...

BOLIVAR MEJORO, pese a que todavía buena parte del material humano se pierde por falta de escenarios, recursos y dirigencia. Antes era nueve, ahora siete, igualado en preseas doradas con Atlántico: 12 cada uno.

MAGDALENA FRACASO, aunque sumó mayor número de medallas, si se compara el cuadro del 88 con el del 92: de tres a cuatro. Esta vez hubo una de oro, el martes en la penúltima jornada, pero ese logro resulta pírrico si se tiene en cuenta que era subsede.

CUATRO EN BLANCO sin aparecer en el cuadro de medallas. Fueron: Putumayo, Arauca, Amazonas y Vichada. En total, figuraron 26 departamentos en el registro final.

RAFAEL PINEDA, el campeón mundial de boxeo welter junior de la FIB, apareció el martes por la noche en la final de baloncesto femenino, luego de retornar de México, donde el viernes defendió con éxito su corona. Pineda, quien regresa el domingo a Miami, donde reside, añoró su actuación en Villavicencio-85, donde fue elegido el púgil del certamen.

LA MEJOR CONVIVENCIA consideró Pineda de los Juegos. Uno se junta con atletas de todos lados y se trata como hermanos que somos . El campeón expondrá su fajín el 18 de julio en Las Vegas, Estados Unidos, frente al cotizado norteamericano Pernell Whitaker.

EN CUBA DESDE HOY el campeón welter ligero de los Juegos, el atlanticense Edwin Cassiani, y el gallo bolivarense Jesús Pérez, clasificados a Barcelona-92, quienes actuarán en el torneo Guamá, en Pinar del Río, cuyo nivel es de los mejores del mundo.

A VENEZUELA IRAN DIRECTAMENTE, tras su participación en la isla, para tomar parte en el torneo Batalla de Carabobo, en Valencia, que se inaugura el 7 de junio. Otros pegadores colombianos se unirán a la dupla, orientada por Jorge García Beltrán.

MUCHA GENTE EN LOS ESCENARIOS durante estos 10 días, tanto en Barranquilla, Cartagena y Santa Marta. El único coliseo vacío, y en la final, fue el Once de Noviembre de Cartagena, donde la gente no prestó atención al duelo de béisbolentre Bolívar y Fuerzas Armadas. Los militares integran un equipo que interviene en la pelota departamental bolivarense.

CONCIERTO DE LOS JUEGOS anoche, después de la clausura, a un costado del estadio Romelio Martínez. Actuaron con éxito Los Inéditos, Bananas, Checo Acosta, Los Hermanos Lora y el Grupo Raíces, entre otros.

CANSANCIO Y TRISTEZA se observó hoy en la sala de prensa. Lo primero, por el trajín. Lo segundo, por tener que abandonar la ciudad que brindó buena acogida. Hubo un partido de fútbol de integración, por la mañana, entre colegas locales y visitantes.

EL FUEGO PATRIO se extinguió anoche en una ceremonia especial, acompañado del cantante solista Nicolás Tovar, grupos de cumbia, fuegos artificiales y la Orquesta Los Inéditos.

EL GOBERNADOR DE SANTANDER, Juan Duarte, recibió la bandera de los Juegos anoche en la ceremonia de clausura, que resultó espectacular en el estadio Roberto Meléndez. Bucaramanga es la sede principal del 96. Allá nos vemos!

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.