CONDONES: CON HUECOS, NI PÍO

CONDONES: CON HUECOS, NI PÍO

Los huecos ocultos a las pruebas de calidad y eficiencia en las fábricas amenazan a los usuarios del condón. Dos de tres preservativos en una muestra de 130 marcas importadas, seleccionadas aleatoriamente en el mercado colombiano, presentaron poros superiores a lo permitido por las normas internacionales de porosidad.

23 de septiembre 2000 , 12:00 a.m.

Esto fue lo que encontró el físico y profesor de la Universidad Nacional, Hernán Sánchez Machet, especialista en películas delgadas, cuando cotejaba las propiedades de resistencia e impermeabilidad de los condones de polietileno con los de látex.

De cada mil preservativos escogidos al azar, si dos gotean hay que rechazar todo el lote , dice la norma internacional. En el caso colombiano, las cifras arrojadas por la investigación del doctor Sánchez ni siquiera se acercan a ese parámetro: la tercera parte de los condones evaluados no cumplieron con esa exigencia.

El Instituto Nacional de Control y Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima) respondió que un buen porcentaje de los preservativos entra al país de contrabando. Sin embargo, todos los que se sometieron a examen fueron comprados en almacenes de cadena; además, por mi inquietud de saber qué marcas eran mejores, adquirí la que recomienda Profamilia , advierte el científico.

El investigador arriesgó un par de hipótesis: o se están importando preservativos no probados por la oficina de salud del país de origen o se están trayendo lotes de preservativos rechazados allá .

Como si esto fuera poco, el trabajo de Sánchez no solo plantea que la norma del goteo se viola flagrantemente, sino que la prueba de porosidad no es tan cierta ni preventiva. El método eléctrico que utilizó detectó poros pequeños y demostró que el goteo aparece cuando los huecos superan las 20 micras de tamaño, lo cual pone en entredicho la función del popular artefacto, pues un espermatozoide tiene una micra de tamaño, así que 20 micras son como un portón para él.

Sin embargo, lo más preocupante sucede con los virus transmitidos por contacto sexual (VIH y Hepatitis B, por ejemplo), que son cien veces más pequeños que un espermatozoide.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.