DULCE A MORDISCOS

DULCE A MORDISCOS

Por múltiples factores los productos de caña panelera en la Hoya del Río Suárez, en límites de Boyacá y Santander, están afrontando una crisis sin precedentes que los tiene al borde de la quiebra y compromete seriamente la estabilidad social y económica de la región.

20 de marzo 2000 , 12:00 a.m.

A pesar de la excelente calidad del producto, especialmente por la rica concentración de minerales, proteínas, vitaminas, calorías, etc., sus diversas posibilidades de utilización y bajo precio, entre otras muchas ventajas comparativas frente a productos de similares características, la actividad panelera de la región amenaza ruina para la sociedad del sector.

La situación se suscita, especialmente, por un mercado de libre oferta y demanda, celebrado en los municipios de Moniquirá y Santana, en Boyacá, y Gepsa y Puente Nacional, de Santander, que no brinda precios equitativos con los costos y esfuerzos realizados durante los aproximadamente dos años que se requieren para sacar la cosecha.

Esta circunstancia la padecen directamente miles y miles de propietarios, arrendatarios o compañideros de fincas pequeñas y medianas, que en su labor brindan empleo a millares de trabajadores agrarios, en cerca de 40 mil hectáreas del sector.

La vocación agrícola de cerca de 450 mil familias de las provincias de Occidente y Ricaurte, en Boyacá, y Vélez y Guanentá en Santander, también está en proceso de desaparición, con sus nefastas consecuencias, por la caída de los precios debido al contrabando de panela del Ecuador y la competencia originada en producción de panela en ingenios azucareros del Valle del Cauca.

De la misma forma, cerca de 35 municipios han visto deteriorar sus economías basadas en la panela por la poca diversificación en la presentación del producto, rezago tecnológico en la infraestructura física y de servicios, ausencia de un sistema de información de precios y mercados y marginamiento de los mercados internacionales.

En medio de estas circunstancias, los afectados esperan que las autoridades locales, regionales, tomen cartas en el asunto, lo más pronto posible y colaboren en la solución de una problemática que paulatinamente ha ido alterando el orden público en manifestaciones de descontento popular, como la ocurrida recientemente y que terminó en la Plaza de Bolívar de la capital de la República.

*Comunicador social.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.