ISRAEL NO SE DEJARÁ INTIMIDAR

ISRAEL NO SE DEJARÁ INTIMIDAR

Sofisticados misiles antiaéreos Patriot, manejados por soldados estadounidenses, arribaron ayer en Israel para defender el territorio de este país de los ataques de Irak y evitar que el estado judío entre en la guerra. La participación directa de soldados de Estados Unidos en la defensa de Israel se considera un hecho excepcional y sin precedentes en las relaciones entre Washington y Tel Aviv.

20 de enero 1991 , 12:00 a.m.

Al mismo tiempo que llegaban los misiles Patriot, Israel comunicó a Estados Unidos que no responderá por el momento con las armas a los ataques iraquíes sobre Tel Aviv y otras ciudades, según fuentes de ambos países.

La decisión de no atacar a Irak fue tomada después de intensos contactos entre Israel y Estados Unidos. Sinembargo, el Gobierno israelí podría cambiar de postura, si es atacado con gases desde Bagdad, posibilidad que no puede ser descartada.

Las sirenas de alarma sonaron de nuevo anoche en Jerusalén y Tel Aviv, aunque la alerta cesó tres minutos después.

Con objeto de intentar evitar que Israel lance un ataque de represalia contra Irak, Estados Unidos accedió a enviar, desde Alemania, varias baterias de misiles Patriot que tendrán la misión de derribar los Scud iraquíes. Once cohetes de este tipo fueron lanzados contra Israel en las últimas 48 horas.

Washington trata de impedir a toda costa que Israel entre en la guerra para evitar fisuras en la fragil coalición árabe que se enfrenta a Irak.

El portavoz del Pentágono, Pete Williams, confirmó que los Patriot entraron ayer mismo en servicio, manejados por soldados estadounidenses, ya que los militares israelíes no tienen la suficiente preparación para el uso de este armamento.

Desde el comienzo de la crisis del Golfo Pérsico, Israel solicitó en varias ocasiones la compra de varias baterias Patriot, que es el armamento más moderno y eficaz para la lucha aérea, ya sea contra aviones o misiles.

Ante critica situación, el presidente George Bush telefoneó a al primer ministro israelí, Yitzhak Shamir, para insistir sobre los esfuerzos realizados por Estados Unidos para destruir lo más rápidamente posible las rampas móviles de lanzamiento de Irak.

Agotados por dos noches enteras sin dormir, los habitantes del barrio de Tel Aviv donde hizo impacto en el segundo ataque uno de los misiles disparados por Irak, quieren que Tsahal (ejército israelí) se encargue de liquidar sin pérdida de tiempo al presidente iraquí, Saddam Hussein.

En el segundo día de bombardeos irquíes a Israel, al amanecer de ayer, misiles Scud con ojivas de fuertes explosivos se estrellaron en Tel Aviv.

El Pentágono dijo que tres misiles fueron disparados desde el oeste de Irak. El ataque ocasionó heridas a 16 personas y destruyó edificios.

Todas las víctimas retornaron a sus casas por sus propios medios poco después de recibir tratamiento.

Alrededor de 50 personas se salvaron de una muerte casi segura cuando uno de los misiles destrozó por completo un refugio de cemento reforzado.

Aún a medio vestir, un adolescente trémulo e indignado, Zeev Yarkoni, de 16 años, resumía junto al cráter la opinión del vecindario: Ahora hay que actuar. Israel tiene que liquidar a Saddam. Cuanto antes mejor, sin más demora. Así no podemos seguir Está claro: Saddam no nos quiere nada , comentaba sarcástico Elie Silko, obrero de una construcción. Silko fue uno de los sesenta habitantes del barrio que decidieron en plena noche trasladarse de su inmueble a uno de los dos refugios más cercanos.

Tras el fin de la alerta los vecinos contemplaban sus destrozadas viviendas. Ya no tenemos ni casa, sólo este inmundo refugio , clamaba indignada Shalla Uaknin, de 36 años.

A su lado, su hija Yael chapoteaba en el agua jugando a encender y apagar una linterna. El alcalde de Tel Aviv Shlomo Lahat visitó a los damnificados. Les prometió otras casas aún mejores . Pero los vecinos casi no reaccionaron. Un joven electricista Yosef habló por todos: Y cómo sabemos que Saddam no volverá a destruirlas?. Acabemos de una vez hay que hacerle la guerra .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.