METEN EN CINTURA LA COMIDA

METEN EN CINTURA LA COMIDA

La crisis económica ha sido uno de los factores que ha contribuido a la proliferación de comidas ambulantes, al punto que las autoridades locales se vieron obligadas a tomar medidas en lo que se refiere a las normas de higiene que deben cumplir estos expendios.

28 de marzo 2000 , 12:00 a.m.

De acuerdo con Carlos Herrera Ariza, jefe de la Unidad de Saneamiento de la Secretaría de Salud, la problemática de las ventas ambulantes de comida es una preocupación constante de las autoridades locales.

Especialmente teniendo en cuenta que según el trabajo del censo moderado de ventas ambulantes de alimentos, determinamos que existen más de 2.000 negocios de estos, pues no solo en el centro, sino también en los barrios se han incrementado este comercio informal , afirma el funcionario.

El jefe de la unidad de saneamiento admitió que ante el desmedido incremento de las comidas ambulantes, la administración local se había demorado en tomar medidas para exigir que cumplan estrictas medidas de higiene La demora en tomar cartas en el asunto se debió fundamentalmente a que esto significaba darle ciertos visos de legalidad a un comercio que es informal y que además invade el espacio público. Pero el elevado número de expendios nos obligó a tomar medidas , explicó.

Capacitación y carnetización Las autoridades iniciaron su labor de control desde el año pasado, mediante cursos de capacitación en el tema de la manipulación de alimentos, dirigidos a todos las personas que venden comidas en la calle.

Más de mil vendedores han sido capacitados en esta área. Una vez realizan el curso, se les pide someterse a exámenes de laboratorio (coprológico, coprocultivo y cultivo de secreción nasofaringea) para verificar que estas personas no tengan parásitos y bacterias que además de contagiosas. son nocivas para la salud.

Nuestra labor no es entorpecer el quehacer de quienes de esta manera se rebuscan la vida, sino garantizar la salud de los que consumen estos alimentos , explica Herrera Ariza.

Por eso, quienes cumplen con el requisito del curso y los exámanes, son carnetizados. A la fecha, han obtenido este documento más de 600 vendedores de comida.

El funcionario explicó que para adelantar esta labor, la Secretaría de Salud se ampara en el decreto 3075 de 1997 del gobierno nacional, que establece las normas para manipulación de alimentos.

Pero no solo se trata de hacer cumplir la letra de la ley, pues hay factores culturales muy arraigados, por lo cual nuestra actitud es conciliadora y educativa, mas no represiva. Hemos ido más allá haciendo exigencias incluso hasta de su higiene personal , afirmó Herrera Ariza Sin embargo, pese a la actitud conciliadora de las autoridades, una vez se cumpla con el proceso de capacitación de todos los vendedores de comida, se empezará a exigir el carné. Quienes no lo tengan serán requeridos y si definitivamente no se acogen a las normas, no se les permitirá continuar con su actividad , dijo el funcionario.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.