PRIORIDADES AMBIENTALES

PRIORIDADES AMBIENTALES

Cuánto vale la vida humana? La respuesta más corriente podría ser que la vida humana no tiene precio; sin embargo, la más práctica sería que eso depende del sujeto y de las circunstancias en que se pierde la vida.

28 de marzo 2000 , 12:00 a.m.

Conocí un caso en el que un modesto joven cayó de un andamio y por él pagaron a sus familiares la bicoca de cinco millones de pesos. Pensemos que, si en cambio del modesto obrero, el que hubiera caído del andamio fuera el ingeniero, la suma pagada por su vida bien podría haberse multiplicado por mil.

Vistas así las cosas, se deduce que las tarifas de los seguros, indemnizaciones y demás formas legales de tasar el precio de una vida no están unificadas y además son fluctuantes, como el precio del dólar o de la papa. Para avanzar en el desarrollo de nuestra reflexión, hagamos ahora la siguiente pregunta: por qué los habitantes de los países ricos casi nunca mueren por culpa de la contaminación ambiental? La famosa redactora de asuntos económicos y ambientales F. Caimeross, nos responde de una manera extraordinariamente sencilla: eso es porque desde hace muchos años estos países han provisto a sus ciudadanos de agua limpia, y se han llevado sus residuos a través de colectores .

Cuando en un país desarrollado se sabe o se presiente que la contaminación es la causante de la suerte de las personas, los gobiernos tienen que soportar grandes presiones de la sociedad civil hasta que se aclare la situación y se resuelva satisfactoriamente.

Entre nosotros la situación es bien distinta, aquí la gente se muere a diario por la pésima calidad del agua que consume en la generalidad del territorio. Además, no se dan a conocer las estadísticas de morbimortalidad por dicha causa, porque de seguro están desactualizadas o precariamente llevadas a tal punto que daría pena mostrarlas; más aún, serían la prueba reina de que la desidia de las autoridades ambientales y sanitarias en asocio con la contaminación están matando a la gente.

Toda esta reflexión suscita una pregunta final: cuáles serán nuestras prioridades ambientales? Sin más preámbulos la respuesta es que son todos aquellos problemas que tienen que ver con la salud de la gente: agua potable, aire limpio, condiciones o ambientes de trabajo salubres, zonas de recreación y espacio público.

Si para empezar, consideramos prioritario proteger la salud de la gente habremos dado un paso sustantivo en medio de tanta retórica ecologista y de tantos informes de gestión ambiental que en nada consultan las verdaderas prioridades de la gente.

* Administrador ambiental

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.