LIBÉRENLOS, NO MÁS CADENAS

LIBÉRENLOS, NO MÁS CADENAS

No más por favor, liberen a mi papito , decía con lágrimas en los ojos, la pequeña hija de Luis Delgadillo, durante la marcha que por la liberación de los secuestrados realizaron miles de personas ayer en Chiquinquirá. Ella, como centenares de colombianos, sufre el dolor que causa el secuestro.

02 de marzo 2000 , 12:00 a.m.

Portando pancartas y vistiendo camisetas con mensajes alusivos a la paz y fotos de Luis Delgadillo, Héctor Toloza y Rolando Toloza, estudiantes, transportadores, comerciantes y educadores paralizaron actividades durante tres horas y asistieron a una misa en la Plaza de la Libertad, donde se concentró la manifestación de solidaridad con las familias de los secuestrados, que piden la liberación de sus seres queridos o pruebas de supervivencia.

No sabemos nada de nuestros esposos , dijo Esperanza Ortega, esposa de Luis Delgadillo, gerente de la empresa Transportes Reina y quien junto con su socio, Héctor Toloza, y el hijo de éste, permanecen desde hace más de 50 días en poder del frente 23 de las Farc, al mando del comandante Norbey , sin que hayan recibido noticias de su estado de salud.

Les pedimos a ellos que si no los liberan, por lo menos nos den pruebas de que están vivos , señaló Esperanza Ortega, quien junto con sus pequeños hijos encabezó el desfile y recibió las manifestaciones de solidaridad de muchas personas que los acompañaron con banderas blancas durante el acto religioso en la Basílica, oficiado por el obispo de Chiquinquirá.

Ni una palabra Además de los funcionarios de la empresa transportadora, familiares de un suboficial y un oficial secuestrados se hicieron presentes en la manifestación de ayer. También ellos piden que no se castigue más a la población con estos hechos de secuestro. Comerciantes y empresarios de la ciudad, aunque pidieron reserva de su nombre, señalaron que no se puede asistir indiferente a la tragedia de la gente de la empresa Reina, porque de todas maneras todos estamos expuestos a ello. Ya no hay tranquilidad en esta región , señalaron.

Los funcionarios de la compañía de transportes y el hijo de uno de ellos, fueron secuestrados el 22 y 29 de diciembre de diciembre del año pasado y la última que vez que su familiares tuvieron noticia de su situación en cautiverio, fue el 5 de enero. Desde entonces, los guerrilleros, que piden una millonaria suma de dinero por su rescate, no se han vuelto a comunicar. Ni llamadas, ni cartas o mensajes, nada desde entonces , dijo angustiada Esperanza Ortega, quien junto con Gloria Suárez, esposa de Héctor Toloza y madre de Rolando, esperan que la manifestación de la ciudadanía chiquinquireña conmueva a los secuestradores.

Estudiantes, profesores, transportadores, empresarios y comerciantes suspendieron ayer sus actividades durante tres horas. Libérenlos , fue el clamor general de miles de personas en la Plaza de la Libertad, donde se realizó una misa campal.

Esperanza Ortega, en compañía de una de sus hijas, durante la marcha de protesta contra el secuestro. Ellas esperan noticias de Luis Francisco Delgadillo, uno de los plagiados.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.