MÁS DELCONGRESO

MÁS DELCONGRESO

Por los últimos acontecimientos, vergonzosos por demás, ocurridos en el Congreso, se han producido todo tipo de reacciones, opacadas por un partido de fútbol, el cual opaco también la muerte de más colombianos víctimas de la cruel violencia.

31 de marzo 2000 , 12:00 a.m.

Nuestro país no tiene par! Hoy quiero reflexionar sobre un trabajo periodístico de R.C.N. radio realizado a nivel nacional el pasado martes 28, a través de una consulta con sus oyentes, soy uno de ellos pero no participe, tal vez lo este haciendo desde LLANO 7 Días, con la pregunta: Qué hacemos con el Congreso ? Considero, y es obvio el propósito dadas las motivaciones, que pretendían obtener unas respuestas de los ciudadanos, a veces ignorados, sobre los problemas protagonizados esta vez por varios miembros de la Alianza por el Cambio en la Cámara de Representantes, más no por la institución Congreso.

Sin entrar a considerar los resultados del trabajo, debo señalar con preocupación que la pregunta desvía la opinión del ciudadano cuestionado, como al oyente sobre el verdadero objetivo, igualmente los resultados tendrán una orientación, la cual considero no es pertinente dentro del contexto de la problemática y la institucionalidad del país; bueno, lo que nos queda de ella.

El hecho que exista una gavilla de ladrones que se han dedicado a esquilmar el erario público cuando muchos colombianos no tienen acceso a los servicios que les debe prestar el Estado, al mismo instante que el Gobierno de esa Alianza pretende implementar más impuestos, resulta desatinado querer liquidar la institución Congreso, cuando lo que se debe hacer es castigar ejemplarmente a los delincuentes y preservar las instituciones democráticas, amenazadas por la corrupción y la violencia, entre otros.

Al Congreso no deben llegar este tipo de personajes, de mayor peligrosidad que el atracador callejero, pero esa responsabilidad es de todos los electores que lo permiten, cuando se vota sin conocer la persona y sus ejecutorias, pero aún es más grave cuando conociendo su prontuario se respaldan.

Los congresistas corruptos deben irse a la cárcel, tener la penalización perenne en lo político, pero la institución Congreso debe prevalecer como espacio democrático, así haya que reformarlo.

*Psicólogo

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.