BASTA!, DICEN LOS PASTUSOS

BASTA!, DICEN LOS PASTUSOS

Los pastusos no quieren hacer lo mismo que su antepasado Agustín Agualongo, que derrotó al mariscal Sucre, al general Francisco José de Córdoba y al mismo Simón Bolívar. Pero sí quieren derrotar una imagen que dicen no merecer y que los presenta ante el resto del país como bobos, tontos o ingenuos. (VER TIRA COMICA)

09 de abril 2000 , 12:00 a.m.

Agualongo, un guerrero nacido en 1780 en un hogar de indígenas quiyasingas, se enroló en las filas realistas no obstante su origen pastuso, lo que algunos historiadores presumen es el origen de una imagen demasiado ingenua que en los últimos días tiene fuera de casillas a los 400 mil habitantes de esta ciudad.

Llegó la hora de decir no más. Basta , dice un documento que circula en Pasto en busca de firmas de apoyo y que más que una protesta es una proclama contra lo que aquí se considera como una discriminación del resto del país. Qué orgullo ser pastuso , dice el texto.

El error histórico de Agualongo, que creció como sirviente de una familia española radicada en Pasto, le costó a los pastusos referencias poco amables del Libertador, quien llegó a llamarlos malditos , infames e infelices , un lastre que lleva 180 años.

Pero la copa se llenó en los últimos meses a raíz de reiteradas referencias a ellos en programas de televisión y radio. El mayor descontento de los pastusos está dirigido contra el programa de Caracol Televisión Ordóñese de la risa y los radiales La Zaranda de RCN y La Luciérnaga de Caracol. El concepto generalizado es que estos espacios han caído en la chabacanería.

Después vendría lo que nunca esperaban: la pregunta número 41 del área de Sociales de las pruebas del Icfes del pasado 18 de marzo para bachilleres. Comenzaba como cualquier chiste pastuso: Estaban una vez un pastuso, un bogotano y un antioqueño... . Muchos jóvenes se sintieron atropellados y no contestaron la pregunta que se refería al origen del humor de los colombianos.

Clara Rosero, secretaria, dice que los chistes pastusos contados por gentes de otros lugares no son los mismos porque no guardan la médula de la narración, la gracia, transparente de la mentalidad abierta y despierta del auténtico pastuso, no obstante la difundida fama que tenemos de ser taciturnos y solitarios . Para el pastuso raizal, el verdadero chiste pastuso es fino, sutil, lleno de malicia y donosura.

El sociólogo Pablo Emilio Acosta Obando, quien puso a circular la carta abierta Un pueblo ante la historia , que sirvió como base para la instauración de una tutela, dice que llegó el momento de dar por saldada la cuenta que durante 180 años nos han cobrado con creces .

La tutela pide a la Comisión Nacional de Televisión (CNT) y a la radio que no transmitan chistes pastusos. Cita los artículos 13 y 16 de la Constitución para decir que se están vulnerando sus derechos a la dignidad, igualdad, solidaridad, cultura, protección y libre desarrollo de la personalidad.

El desagrado de la comunidad pastusa ha sido expuesto en las últimas semanas en distintos lugares públicos. Después de haber pasado por el Concejo, el jueves pasado se dieron cita en la Cámara de Comercio sociólogos, sicólogos y los decanos de las facultades de derecho de las universidades de Nariño y Cooperativa, donde se convino interponer la tutela que también se hizo extensiva al Icfes.

Lydia Inés Muñoz Cordero, presidenta de la Academia Nariñense de Historia, presume que el origen del chiste pastuso viene de las guerras independentistas, cuando los pastusos se radicalizaron en el realismo como proyecto político en contravía de la propuesta republicana de los patriotas. Por eso se los llegó a tratar de estúpidos .

Otro factor, dice el antropólogo Eduardo Zúñiga, es la influencia marcada de la religión que infundió valores negativos como la pobreza, el sufrimiento, el dolor y la humildad como requisitos para ganar la gloria eterna, elementos que fueron el sustento para que nuestra región asumiera en la época de la independencia la más retardataria de las posiciones: la defensa del rey don Fernando VII y, en consecuencia, la oposición a las ideas libertarias .

Así como Agualongo prefirió morir fusilado antes que renunciar a su fidelidad a la corona española, nosotros preferimos enfrentarnos a medio país antes que permitir que se nos siga ridiculizando , dice el universitario José Paredes.

No ultrajamos al pastuso : Icfes En ningún momento se pretendió con la pregunta hacer un chiste despectivo acerca de los pastusos , dijo Margarita Mantilla Cortés, subdirectora de Aseguramiento de la Calidad del Icfes. Por el contrario, se buscó mostrar que la cultura popular construye prototipos de las personas y regiones que solo pueden ser aceptados como creadores del humor .

Según la funcionaria, el objetivo fundamental de la pregunta es explicar el origen regional y cultural del chiste. Con esto se quiere mostrar precisamente que los prototipos no obedecen a lo que en esencia son las personas sino que son construcciones culturales influidas por diferentes razones.

Para el Icfes en el nuevo examen de Estado, el área de Ciencias Sociales busca introducir a los estudiantes en problemáticas relacionadas con su entorno social y cultural. Con esta intención se pretendió que los jóvenes reflexionaran acerca de hechos históricos y sociales de su cotidianidad.

Es un chiste pastuso : Ordoñez Si la Comisión Nacional de Televisión lo decide, jamás volveré a contar chistes de pastusos , dice José Ordóñez, el humorista contra quien los habitantes de Pasto elevaron una protesta al considerar que los chistes que cuenta atentan contra su dignidad.

Asegura que ese tipo de chistes no los inventó él y que ignoraba que sus apuntes jocosos en su programa Atórese de la risa, produjeran tanto malestar a los habitantes de esta región. Tampoco conozco una reglamentación que prohiba contar chistes pastusos. Es más, tengo entendido que los mejores chistes de pastusos son creación de ellos mismos. Creo que el veto que existe contra mí ha sido porque los he popularizado gracias a los dos récords que he establecido contando chistes en la radio .

Pero también sospecha que puede ser una jugada del gobernador, del alcalde y de algunos funcionarios que quieren hacerse propaganda, ahora que se acercan las elecciones.

Ordóñez no cree que haya exagerado con sus cuentos, y menos que ellos sean ofensivos. Lo serían, y eso daría derecho a que me instauraran una demanda, si utilizara nombres y apellidos específicos, en cuyo caso estaría burlándome de esa persona. Pero yo hablo en términos genéricos y no creo que eso sea malo. Todos mis personajes son imaginarios .

Eso sí, asume la responsabilidad de haber creado a los Celios perezosos . Es más, cuando comenzaron a salir, el gobernador de ese entonces me llamó para decirme que me iba a instaurar una tutela. Supongo que todavía deben estar discutiendo quien la va a ir a poner , dice con su característico humor.

El humorista cree que el fallo quizá le imponga no volver a referirse a los pastusos, pero no cree que lo vaya a vetar pues es su forma de ganarse la vida y divertir al público. Por unas partes me evitaría un problema, pues cuando a un pastuso le cuento un chiste el viernes por la tarde, sólo se ríe hasta el martes .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.