Secciones
Síguenos en:
DISQUETES CON CAPACIDAD DE DISCO DURO

DISQUETES CON CAPACIDAD DE DISCO DURO

Durante algún tiempo, los usuarios de computador han estado buscando una alternativa al disquete. Dado el tamaño de las aplicaciones modernas y los datos, su capacidad de un poco más de un megabyte, es sencillamente insuficiente. Bien sea que se utilicen para copias de seguridad o para ejecutar programas, entre más capacidad se tenga, mejor.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
25 de mayo 1992 , 12:00 a. m.

Se han hecho algunos intentos de resolver este problema, con grados variables de éxito. Los discos duros, por ejemplo, definitivamente tienen la capacidad que muchas personas necesitan, pero a precios relativamente altos.

Por esta razón, los fabricantes replantearon la pregunta: en lugar de hacer que un disco duro sea removible, por qué no hacer un disquete con la capacidad de un disco duro? Este enfoque es el utilizado en la unidad flóptica, que combina las tecnologías óptica y magnética, mientras está también en capacidad de usar discos blandos normales de 3.5 pulgadas, lo que representa un beneficio considerable.

Para mantener esta compatibilidad, una unidad flóptica tiene una cabeza doble de lectura/escritura, una para los disquetes convencionales y otra para los flópticos. Así, se puede leer, escribir y formatear disquetes de 720K o 1.44 Mbytes en la forma habitual, o discos flópticos de 21 Mbytes.

Esta alta capacidad lo convierte en un medio ideal para copias de seguridad, pero también puede emplearse cada vez que se necesite transladar grandes cantidades de datos de un PC a otro. Por ejemplo, los archivos complejos de gráficas frecuentemente son demasiado grandes para ser acomodados en un solo disquete. Esto empeora a medida que se avanza hacia las pantallas de alta resolución de 24 bits.

La unidad tiene el mismo tamaño físico que una convencional y por lo tanto puede instalarse en la mayoría de los PC como un remplazo o como un dispositivo adicional.

Una preocupación frecuente en relación con esta nueva tecnología es si sobrevivirá a través del tiempo o tendrá el mismo futuro que el Betamax, las grabadoras de video, y las cintas de audio de 8 milímetros.

Aparte del mérito técnico de la unidad flóptica, tiene el respaldo de algunos de los principales nombres en el mundo de los PC. Peripherals, el proveedor de las primeras unidades, firmó un contrato de licencia con IOMEGA, famosa por los discos duros removibles Bernoulli, y Matsushita (compañía matriz de Panasonic) y Chinon están fabricando los productos. Los discos flópticos están en producción por parte de 3M y Maxell.

Una unidad de disquete de 3.5 pulgadas y alta densidad almacena datos en posiciones predeterminadas. El motor utilizado para balancear las cabezas hacia adentro y hacia afuera, se mueve en pasos precisos y esto significa que la unidad espera que cada pista se encuentre en el mismo lugar en cada disco. Si en alguna ocasión no se ha podido leer los disquetes de otra persona, generalmente esa es la razón. Una de las unidades (o ambas) no está alineada correctamente y las cabezas están pasando de largo por las pistas de datos.

Los últimos discos duros en contraste operan con un principio similar a un parlante, que puede moverse en pasos infinitamente pequeños y así alcanzar cualquier posición en el disquete.

La unidad flóptica tiene este sistema superior, pero representa una mejora en el sentido que usa las pistas ópticas en forma similar a un CD-ROM o aparato de discos compactos.

Este sistema permite que se logren densidades muy altas, con 1.245 pistas por pulgada (tpi) comparadas con un disco blando de 3.5 pulgadas que solamente tiene 135. Al usar un LED (Diodo Emisor de Luz) en lugar de un láser, se logra que la unidad sea mucho más sencilla y por lo tanto, menos costosa.

El tiempo promedio de acceso de la unidad es de alrededor de 65 milisegundos, lo que lo coloca en el mismo lugar que los primeros discos duros usados en sistemas tales como el IBM PC/XT, pero con una tasa de transferencia de datos más alta.

Según Dave Pearman, de la revista británica PC Plus, definitivamente es posible ejecutar programas directamente desde los discos flópticos y las pruebas preliminares indican que la velocidad global es similar a la de un disco duro lento. No es práctico ejecutar software con altas exigencias de disco, tal como el Windows, a menos que se tenga mucho tiempo disponible .

Al igual que con cualquier unidad de disco, con la unidad flóptica se requiere una interfaz para conectarlo al bus del PC. La interfaz estándar escogida para la unidad flóptica es la SCSI (Small Computer System Interface) que ya se está convirtiendo en una alternativa común entre los fabricantes de PC.

Algunas máquinas más recientes, generalmente modelos de alto desempeño, usan la interfaz SCSI para sus discos duros y cada controlador puede manejar hasta siete dispositivos, así que la adición de una unidad flóptica no resulta complicada. Los controladores SCSI están disponibles a un costo relativamente bajo y pueden ser agregados a la mayoría de PC.

La disponibilidad de unidades flópticas de 40 y 80 Mbytes ya está programada para el futuro cercano, lo que le abre las puertas a más usos potenciales. En lugares como Inglaterra, una unidad flóptica y un controlador SCSI cuestan aproximadamente medio millón de pesos, y cada uno de los disquetes unos 30.000. El almacenamiento encumbrado Tal como ha sido demostrado por Brier Technology y Insite Peripherals, las unidades flópticas pueden empacar 20 megabytes de datos formateados en un simple disquete de 3.5 pulgadas, utilizando una combinación de tecnologías magnéticas convencionales y seguimiento de láser optico.

IBM y otras compañías están desarrollando unidades de 3.5 pulgadas que usan laser, leen y escriben datos en discos ópticos con apariencia de espejos, entregando una capacidad de 128 megabytes por disquete.

La amplia adopción de los así llamados discos ópticos de lectura-escritura está retardada por su relativamente elevado precio y las aún no resueltas preguntas sobre los estándares.

En recientes ferias de computadores, ha habido además la presentación de una variedad de discos opticos de 5.25 pulgadas que pueden almacenar más de la mitad de un gigabyte (un gigabytes equivale a 1.000 megabytes) de datos. Estos son relativamente caros y lentos, haciendo de discos duros magnéticos convencionales una mejor opción por ahora.

Mientras las capacidades de almacenamiento se encumbran, el costo por megabyte de datos caerá dramáticamente. El rápido avance de las tecnologías de almacenamiento de datos para computadores personales son el resultado de las mejoras en la parte mecánica de las unidades y el medio en que los datos son almacenados.

Hace dos decadas una unidad de disco duro de 10 megabytes era considerada un lujo. Pero los analistas dicen que pronto será posible reducir el disco duro de 100 megabytes a solo un punto en una tarjeta de circuitos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.